Morón: dan marcha atrás con el impuesto a los combustibles

Hace una semana el oficialismo avanzó en el HCD con una batería de propuestas para paliar la magra recaudación: la idea de la creación de de una tasa en los combustibles fue la más resistida. Este medio pudo confirmar que ese proyecto se postergará.

por
por

Hace poco más de una semana, el Concejo Deliberante de Morón propuso que la Asamblea de Mayores Contribuyentes analizara una batería de propuestas para paliar la baja recaudación por la cuarentena. La medida más resistida fue la de un incremento en los combustibles, que por lo que pudo saber No Ficción, ya fue desestimada.

El intento de los municipios por aplicar un impuesto a los combustibles no es nuevo en el Conurbano, cada tanto se debate en los recintos, donde generalmente los oficialismos locales terminan por imponerse, ya que termina siendo una herramienta de financiamiento para las comunas que con el correr de los años se hicieron cargo de más competencias.

El 1° de julio, el Concejo Deliberante realizó la primera sesión semipresencial del año en donde se aprobó por 16 votos contra 8 un proyecto de ordenanza impositiva que incluía, entre otros tributos, una tasa por mantenimiento de la red vial que se cobraría a través de las estaciones de servicio. Sería de $0,85 por litro a las naftas y $0,65 por m3 de GNC.

La noticia no solo despertó el mal humor en las 37 estaciones de servicio del distrito, sino también de la Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (FECRA). «Este tipo de tasas es inconstitucional y pedimos al HCD que revea esta medida cuando vaya a ser debatida en la Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes», expresaron en un comunicado.

Sin embargo, No Ficción pudo confirmar que a raíz del malestar y el posible costo político de crear un impuesto en medio de la pandemia, el HCD de Morón decidió frenar el debate. «Si esa tasa no está bien conversada con las distintas cámaras no se va avanzar», informaron a este medio voceros del recinto local.

Otra de las consultadas fue la presidenta de la comisión de Hacienda, la concejal Sandra Yametti (GEN), quien se mostró en contra del proyecto. «Todas las señales que tenemos son para reverlo, hasta el 27 de julio tenemos tiempo. Veremos si tenemos reconsideraciones por parte del oficialismo«, expresó la edil a este medio.

Yametti consideró que crear una tasa para los combustibles es «inoportuna e improcedente» y explicó que «esta propuesta del intendente (Lucas Ghi) no contempla la emergencia que están viviendo nuestros vecinos, los que sostienen la estructura económica. Los pequeños comerciantes y empresarios son los que están jaqueados, no van a poder soportar ningún tipo de incremento».

LA OTRA TASA AFECTARÍA SOLO A LOS GRANDES CONTRIBUYENTES

El proyecto aprobado el 1 de julio contemplaba también que la Asamblea de Mayores Contribuyentes tratara la denominada Tasa Covid, en la que se contempla un aumento en las tasas que abonan grandes empresas como las financieras, el bingo, la autopista, bancos, hiperpercados, cadenas de farmacias, o playas de estacionamientos de más de 100 autos. Se trataría de rubros que siguieron funcionando a pesar de la cuarentena.

La concejal del GEN hizo referencia a ese posible nuevo impuesto, conocido como tasa de estudio y prevención epidemiológica. «Atender la salud es una obligación del Estado y está dentro de su esquema de costos y cobros. No entendemos el por qué de la creación de esta tasa», expresó Yametti.

Por último, enmarcó el intento de creación de nuevos impuestos en la disputa del macrismo y el oficialismo: «están en una guerra, en la que nadie escucha a nadie. Eso no es bueno. Leyes importantes requieren consensos importantes».

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: