Tres municipios del oeste en la mira por la tasa que grava la venta de combustible

La polémica se reavivó porque el tributo impacta en el precio de la nafta en medio de la emergencia económica. Desde la Cámara que agrupa a los estacioneros amenazaron con demandas judiciales contra los municipios.

por
por

Como todos los años se reaviva el debate por la polémica tasa vial, el tributo que algunos municipios cobran a las estaciones de servicio radicadas en su territorio por cada litro de combustible que expenden de sus surtidores.

Cada vez que se reitera el reclamo por parte de la Cámara de Estaciones de Servicio, Ituzaingó queda en el centro de la escena ya que es el municipio que más grava a este negocio: 2% del precio del litro. Lo propio hace Hurlingham con tasas que van desde $0,27 hasta $0,63 por litro vendido, según el tipo de combustible. General Rodríguez es el otro distrito que lo aplica y recauda 0,35 centavos por litro.

Hasta hace apenas un año, San Martín y Tres de Febrero pertenecían a este grupo de comunas, pero frente a la creciente disconformidad del sector derogaron la ordenanza original y los transformaron en una tasa vial logística que se aplica únicamente a las empresas de transporte con un costo de $0,25 por litro.

Los operadores de estaciones de servicio recaudan esta tasa municipal y por lo tanto, deben sumarla al precio de venta que les fija la empresa petrolera, para luego rendir cuenta de lo recaudado a la agencia fiscal municipal.

Para ellos esto deriva en una cuestión que daña las condiciones de competencia: “Esto nos complica porque la gente se va a Capital Federal a cargar combustible. Pensamos que la Provincia puede intervenir», sostuvo Hernán Landgrebe, secretario de la Federación.

Demandas judiciales

Desde Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (FECRA) anticiparon que se analizarán medidas judiciales en aquellos municipios en donde se cobra desde hace años la tasa vial, aunque reconocieron que con algunas comunas se iniciaron «diálogos» para su derogación.

“Las tasas municipales para tener validez legal, deben darle al contribuyente una contraprestación o servicio, situación que no verificamos en la tasa vial», agregaron desde FECRA.

Inconstitucional

Además, Landgrebe calificó de “inconstitucional” la aplicación de la tasa en el marco de la emergencia económica que declaró el gobierno de Alberto Fernández.

«La tasa vial es un impuesto que ponen los municipios pero que ya está contemplado en un impuesto similar que aplica la provincia, por lo cual la venta de combustibles está ante una doble imposición» denuncian desde FECRA.

Congelamiento

La polémica se reavivó esta vez porque San Isidro y Tigre aumentaron la tasa en su última ordenanza impositiva aprobada y las subas comenzaron a impactar en los precios, pese al congelamiento impuesto a las petroleras.

San Isidro subió la llamada tasa por servicios de protección ambiental de $0,45 a $0,50 por litro y a $0,30 por m3 de GNC, explicó la entidad mediante un comunicado. Tigre, en tanto, aumentó la tasa de $0,30 a $0,45 centavos por litro y de $0,15 a $0,27 centavos el m3 de GNC.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: