Mercedes Conti: «Cada día se está normalizando más el servicio de justicia»

Así lo adelantó la presidenta de la Asociación de Magistrados y Funcionarios del Departamento Judicial de Morón quien junto a sus pares de la Comisión Directiva de la entidad brindaron detalles de cómo está funcionando el Poder Judicial en tiempos de pandemia.

por
por

La Comisión Directiva de la Asociación de Magistrados y Funcionarios del Departamento Judicial de Morón analizó en No Ficción Entrevistas el funcionamiento de la justicia en tiempos de pandemia y los desafíos que el servicio tiene por delante: la digitalización, los tiempos procesales y la importancia de cubrir los cargos vacantes.

La presidenta de la institución, la defensora oficial Mercedes Conti; el vicepresidente primero, el juez Civil y Comercial Christian Magnoni; y el vicepresidente segundo, el secretario de la UFI de Género N° 10, Fabricio Rinaldi, precisaron cómo es el trabajo diario en los pasillos de los tribunales, pero sobre todo también desde las casas, donde los trabajadores se encuentran realizando tareas remotas.

NF:- Cómo está funcionando hoy la justicia?

Conti:- Desde que se inició la cuarentena, los funcionarios y magistrados de Morón hemos asegurado el servicio de prestación de justicia obviamente con recaudos. Se restringió la atención al público de manera presencial y del personal en las dependencias, pero el servicio siempre estuvo asegurado. En cuanto al acceso, se empezaron a implementar muchos medios tecnológicos, se habilitaron direcciones de mails y teléfonos personales, incluso los jueces atienden y evacúan consultas. Así estamos trabajando desde fines de marzo y cada día se está normalizando más el servicio.

NF:- ¿Cómo se está adaptando el vecino a la digitalización?

Conti:- Bien porque la denuncia las hacen mediante formularios por mail. No hubo reducción en las denuncias. El acceso está garantizado y tampoco hay muchas alternativas porque tenemos que cuidar la salud de todas y todos.

NF:- ¿Se pueden adoptar estas herramientas digitales a futuro?

Conti:- Hay cosas que vinieron para quedarse y para mí son bienvenidas. Por ejemplo, a veces trasladamos a un detenido que está alojado a 400 kilómetros para tener una entrevista con un juez que dura cinco minutos y la verdad que ahora por videoconferencia se resuelve. Existe una resolución de la Suprema Corte que tiende a la desaparición del papel y al incremento del expediente digital. En materia civil están más avanzados que en materia penal en ese sentido, pero por ahora estamos con un expediente mixto. Hace unos días se realizó un telecongreso a nivel provincial en donde se habló de esto.

NF:- Los recursos siempre fueron escasos para la justicia. ¿Cuáles son las necesidades en este contexto?

Conti:- Por ejemplo, para que se lleven adelante muchos actos procesales por videoconferencia esta asociación va donar cámaras web a la Suprema Corte y a la Procuración. Es una manera de colaborar porque entendemos que la Provincia tiene que estar enfocada hoy en día y más que nunca a la prestación de salud. Además, hemos efectuado donaciones a los 4 municipios que integran nuestro departamento judicial a partir de un fondo de la asociación y de los propios asociados que hicieron aportes de sus salarios. Se compraron insumos los dos meses pasados y ahora vamos por el tercer mes.

Rinaldi:- Podría agregar que en cuanto a Violencia de Género nunca van a alcanzar los recursos. No es una actitud pesimista, es que la desigualdad de poder entre el hombre y las diversidades de género es un fenómeno fuerte, importante y estructural. En las últimas estadísticas respecto al tema, se desprende que se denuncia cerca del 30% de lo que realmente ocurre en la sociedad, por lo que tenemos que pensar en una cifra negra de casi el 70%. Si algún día llegáramos a poder abordar de forma integral ese 30%, después tendríamos que pensar cómo vamos a buscar lo otro.

Violencia de Género

NF:- ¿Cuál fue la evolución de los delitos vinculados a la violencia de género?

Rinaldi:- Apenas empezó la pandemia, a partir de las restricciones lógicas de ese momento, se redujo un poco el nivel de denuncia que veníamos recibiendo mes a mes. A medida que fueron pasando los días, el número de denuncias volvió a estar similar a la pre-pandemia. El encierro entre agresores y víctimas evidentemente agrava la situación particular de la mujer en situación de violencia, pero no me atrevo hoy a sacar conclusiones porque eso va a dar para análisis futuros con mayor profundidad, con la perspectiva de género que merece. Lo que no tenemos dudas es que durante todo este tiempo hubo mujeres que estuvieron obligadas a convivir con su agresor y eso inevitablemente ha generado mayores hechos de violencia. Hay que sumar diferentes condiciones sociales como la pérdida de puestos de trabajo o la imposibilidad de trabajar y muchas veces las cuestiones de consumo excesivo de alcohol o estupefacientes por parte de los agresores.

NF:- ¿De cuántos casos estamos hablando?

Rinaldi:- Estamos hoy en un nivel de 400 situaciones de violencia mensuales en el ámbito penal, pero sabemos que hay un caudal mayor que ingresa por el fuero de Familia que no llega a constituir un delito penal propiamente dicho, pero sí son situaciones de violencia psicológica o de hostigamiento. Con Familia tenemos un accionar rápido y coordinado advirtiendo que la situación podía colapsar y los jueces se pusieron, a mi criterio, en una actitud ejemplar de compañerismo a disposición para tratar de dar atención a todas las causas que van ingresando.

NF:- ¿Cómo se abordan estas situaciones de violencia durante la pandemia?

Rinaldi:- Desde hace un tiempito pero no mucho antes que la pandemia, los jueces y las fuerzas al recibir el llamado de emergencia por parte de la dependencia policial, están evaluando las actuaciones de riesgo y ordenando medidas de precaución vía telefónica. Es mucho más eficiente e inmediato. Nosotros seguimos trabajando en la investigación de los casos penales y la verdad que descomprime bastante. También se coordinan tareas entre los diferentes fueros y actores, como los municipios a través de las áreas de género. Se aceitaron los canales de comunicación con las cuatro comunas y el acompañamiento de la víctima es personal. Es un trabajo en red.

Fuero Civil y Comercial

NF:- Se sabe que los plazos procesales en el fuero civil son claves. ¿Cómo está esa situación?

Magnoni:- Cuando comenzó la pandemia se suspendieron los plazos procesales hasta que el 6 de mayo empezaron a correr nuevamente. Hoy la justicia Civil y Comercial está trabajando en un 80% u 85%. Está el trabajo remoto de los todos los juzgados por parte de los oficiales y empleados de las dependencias desde sus domicilios, con sus computadoras personales con una clave de acceso que la Corte otorgó en su momento. Hablo de ese porcentaje porque todavía no se habilitó el inicio de causas nuevas. Pero también los jueces y ciertos funcionarios siguen asistiendo a tribunales.

NF:- Sin embargo, hubo quejas de los abogados…

Magnoni:- En un principio hubo algunos chispazos entre los colegios de abogados, la justicia y el gremio que representa a los empleados del poder judicial pero después todo se fue encaminando. Creo que la corte abordó muy bien el tema, dictó algunas resoluciones y generó los convenios con las asociaciones locales, el colegio provincial y las partes pudieron conciliar las diferencias. Desde esta asociación tenemos una relación con el Colegio de Abogados de Morón totalmente fluida. Debemos hacer no menos de una reunión semanal con el presidente Jorge Frega.

Cargos vacantes

NF:- Hay muchos cargos por cubrir…

Conti:- Hace poco la Suprema Corte instó al Poder Ejecutivo a cubrir los cargos vacantes. En toda la provincia, hay cerca de un 15% de cargos de jueces, fiscales, defensores y asesores que no están siendo cubiertos por diferentes motivos desde falta de presupuesto o porque los concursos se demoran, incluso hay cargos que están nombrados. Por ejemplo, hay 6 juzgados de garantías con 3 jueces. Se está recargando mucho el trabajo en ellos y hay que pensar en la salud de esas personas. Además, hay que sumar que otros tantos magistrados están dispensados de trabajar porque son personas de riesgo y que no forman parte de ese 15%. Cuando todo esto pase tenemos que seguir insistiendo porque el recurso humano es necesario. Nuestro deseo es que el Poder Judicial de Morón tenga el 100% de los cargos cubiertos y por eso vamos a pelear siempre.

Podés escuchar ésta y el resto de las Entrevistas No Ficción completas en Spotify. Además, los miércoles y sábados son trasmitidas a las 13 por FM Fribuay 90.7.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

En esta nota se habla de:

También podría interesarte...