Femicidio en Merlo: la autopsia reveló la existencia de signos de abuso sexual

Por el crimen hay dos hermanos detenidos y acusados de "homicidio agravado por violencia de género en concurso real con abuso sexual con acceso carnal".

por
por

Avanza la investigación por el femicidio de Sandra Marilin Carricaberri, la mujer asesinada y arrojada en un descampado lindero a un predio de Deportivo Merlo. Fuentes judiciales confirmaron anoche que la autopsia reveló la existencia de signos de abuso sexual y determinó que falleció como consecuencia de un traumatismo encefalocraneano grave.

El último detenido por el crimen es Marcelo Alejandro Zárate, de 32 años. Se trata del hermano de Sandro Fabián Zárate, de 45, quien era pareja de la víctima. Ambos fueron indagados ayer por la fiscal 8 de Morón, Adriana Suárez Corripio, acusados de “homicidio agravado por violencia de género en concurso real con abuso sexual con acceso carnal”.

Fuentes judiciales informaron que llegó a manos de la fiscal el informe preliminar de la autopsia, el cual arrojó que la mujer murió como consecuencia de un traumatismo encefalocraneano grave con estallido de hemicráneo derecho. Asimismo, se reveló la existencia de signos de violencia genital y la presencia de múltiples lesiones punzocortantes en el cuerpo.

Los voceros informaron a Télam que ambos sospechosos se negaron a declarar ante la representante del Ministerio Público y continuarán detenidos. Los investigadores creen que los hermanos planearon el delito, lo cometieron y luego descartaron el cadáver, aunque aún falta determinar qué rol ocupó cada uno.

Además, se realizaron peritajes sobre prendas de vestir, se encontró un palo con restos de sangre y se detectaron huellas dactilares. Estos elementos, junto a los testimonios de una persona que conocía a la víctima, fueron pruebas claves que llevaron al último arresto.

El cadáver de Carricaberri fue encontrado en el fondo de un vivero ubicado detrás del club deportivo El Remanso, del barrio El Pericón de Merlo al oeste del conurbano. Tras el hallazgo, efectivos de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) Morón y de la comisaría 3ra. de Merlo se dirigieron a la vivienda para contactar a la pareja de la mujer, y allí el hombre comenzó a contradecirse ante las preguntas de los agentes, tras lo cual se quebró en llanto y confesó haber sido el autor del femicidio.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: