Familiares de Tiziano convocan a una marcha para que avance la investigación contra el Sanatorio San Justo

La movilización será el 28 de este mes, a las 16, en Corrientes y 9 de Julio.

por
por

En febrero de este año, falleció Tiziano Quintana, con 8 años recién cumplidos, en el Sanatorio San Justo, de La Matanza, perteneciente a la obra social del sindicato de Camioneros. Los padres y familiares iniciaron una denuncia por mala práxis, que hoy se encuentra en la justicia.

“Los tiempos de la justicia no son los nuestros. Todavía no tenemos la autopsia de Tiziano”, indicó a No Ficción la tía de Tiziano, Silvia. Por tanto, convocaron a una marcha “con distanciamiento social” para el próximo 28 de octubre, a las 16, en Avenida Corrientes y 9 de Julio, en la Ciudad de Buenos Aires.

“Con los elementos que tenemos, sabemos que Tiziano falleció el día que le agarra el derrame cerebral; todo lo demás fue circo. El neurocirujano declaró y dijo exactamente lo mismo que nosotros: que lo abandonaron. Dijo que si lo llamaban cuando le subió la presión, podía haberlo salvado”, detalló Silvia.

Ese cuidado estaba a cargo de la doctora Lusto Rico y de un grupo de enfermeras. Pero la familia asegura que esos cuidados nunca existieron. “Las enfermeras se declararon en rebeldía y no fueron a declarar. Pedimos que si no se presentan, las lleve la justicia”, indicaron.

Los familiares advierten que no solo el grupo de profesionales a cargo tiene responsabilidad, ya que entienden que hasta los más altos cargos del Sanatorio estuvieron involucrados en el intento de ocultar lo ocurrido.

El nene murió el 14 de febrero, un día después de su cumpleaños, tras agonizar desde el 10, cuando le practicaron una operación de alto riesgo en la cabeza la cual resultó exitosa, pero presuntamente no le practicaron los cuidados posteriores y le decretaron la muerte cerebral.

“Han adulterado planillas y documentos. Fingieron mantenerlo con vida y nos daban falsas esperanzas. Por parte del sindicato (Camioneros), primero intentaron amedrentarnos y después se pusieron en contacto para decirnos que iban a iniciar una investigación paralela, lo cual es mentira, obviamente”, resumió Silvia.

La denuncia por el caso de Tiziano no es la única que el Sanatorio San Justo tiene en sus espaldas. Entre varias, se encuentran la de los familiares de Brian Quiroga y Mora Quimey.

La causa está en manos del juez Rubén Ochipinti, del juzgado de Garantías Nº 3 de La Matanza, en quien los familiares tienen la «plena confianza», aseguraron.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: