Alertan por el desalojo al refugio de animales de la base aérea de El Palomar

El municipio y Nación buscan construir un plan de viviendas en el lugar y desde la Asociación Civil Por Los Animales (ACPLA) temen que el histórico lugar desaparezca.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

Desde hace tres décadas, un grupo de voluntarios desarrolla uno de los refugios de animales más importantes de la zona oeste. El sitio se encuentra en la base aérea de El Palomar, en Morón, y cuenta hoy con 160 perros, provenientes del vecino partido de Tres de Febrero, a partir de un acuerdo con zoonosis de ese municipio.

Hoy, se encuentran en una situación desesperante, producto de un posible desalojo que está relacionado a la construcción de viviendas en el marco del programa nacional Procrear. “Cuando vimos los planos, advertimos que la construcción abarca el lugar en el que estamos. Lo único que pedimos es que se haga cien metros más atrás. El terreno es gigante y pueden coexistir ambas cuestiones”, apuntó Alicia, una de las voluntarias del refugio Los perritos de El Palomar Refugio ACPLA (Asociación Civil Por Los Animales), en diálogo con No Ficción.

Un problema similar había tenido lugar en 2015, durante la anterior gestión del intendente Lucas Ghi en Morón. Finalmente, con el cambio de gobierno nacional, provincial y municipal, el Procrear quedó a un costado y el refugio obtuvo un permiso oficial para continuar con la actividad, lo cual evitó el desalojo que en 2017 parecía inminente. Con la renovación de las autoridades, volvieron las intenciones de avanzar con la construcción de viviendas para el Procrear.

Desde ACPLA, Alicia resumió: “Entendemos la necesidad de la vivienda y no estamos en contra de eso. Solo pedimos que se corra unos metros”.

Según pudo saber este medio, la intención del municipio es mudar el refugio. De hecho, el intendente Ghi estuvo este miércoles en el lugar, con el fin de encontrar una solución. “No se va a hacer nada sin antes resolver el tema del refugio”, confió a No Ficción una fuente del Ejecutivo local.

En los 30 años de vida que tiene el refugio, los voluntarios construyeron “más de cien caniles, con cucha, techo y canilla; construimos casas para el sereno, veredas, lugar para bañar a los perros, casitas para los más viejos”. Por todo, “mudarlo como está sería muy caro para el municipio; no es cuestión de ponernos otro lugar y largar los perros ahí”, advirtió Alicia.

Desde ACPLA, lanzaron una convocatoria para juntar firmas, a través de una publicación en Change.org en la que destacan que “en el lugar, se realizan actividades ad honorem de salud pública y ayuda a la comunidad. Allí, los voluntarios nos dedicamos a atenderlos, alimentarlos, asistirlos con cuidados veterinarios permanentes, sociabilizarlos, y, a aquellos que estén aptos, darlos en adopción”.

“Muchos de esos perros no pueden entregarse a familias producto de las secuelas del maltrato, por lo que la vida que podemos darles es solamente allí en el refugio. Todo esto es infinidad de tiempo de nuestras vidas dedicado a ellos con infinito amor”, agregaron.

Finalmente, insistieron: “El lugar que ocupa el refugio es un porcentaje insignificante del terreno y sin problema puede realizarse la misma construcción en infinidad de superficies linderas dentro de la misma zona, que cuentan con características similares. No se comprende el por qué de la necesidad de destruir esta obra”.

Si bien la problemática involucra a Tres de Febrero y a Morón, por el momento ninguno de los municipios se ha explayado oficialmente sobre el tema.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: