A un mes de la desaparición del jubilado de Villa Ballester, su familia marchó a la municipalidad de San Martín

Andrés Ramón Toledo tiene 62 años y salió de su casa el 5 de abril y desde entonces no se sabe dónde está. Hay registros fílmicos que lo muestran recorriendo el tren Belgrano Norte, pero la Justicia aún no logró dar con su paradero.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

A poco de cumplirse un mes de la desaparición de Andrés Ramón Toledo, familiares y amigos se movilizaron a la municipalidad de San Martín este mediodía para pedir por la aparición con vida del jubilado de 62 años. El hombre es vecino de Villa Ballester y el 5 de abril salió de su casa y no volvió más.

Paula es una de sus hijas, y expresó a No Ficción: “aún no sabemos nada de él, solo sabemos lo que hizo el día que desapareció y nada más“. Ese lunes, cuando la familia Toledo despertó, Andrés ya no estaba en la casa. Por los registros de la SUBE, se sabe que tomó el colectivo 161 que va para Olivos, y creen que se bajó en la estación de Florida y abordó el tren Belgrano Norte rumbo a Don Torcuato.

La UFI 1 de San Martín, que investiga el caso, entregó a la familia los registros de las cámaras donde se lo ve al jubilado por los andenes. A raíz de esta información, sus hijas y hermanas comenzaron a recorrer cada una de las estaciones del Belgrano Norte para intentar cruzarlo.

En uno de esos recorridos, un operario de la Estación Villa Adelina dijo que lo vio, que habló con él y que estaba sin dinero porque le robaron, y que se tomó el tren para Grand Bourg. “El testigo nos jura que es mi papá, pero estamos esperando ver las cámaras de estos días. Ahora surge la pregunta de si mi papá estará bien mentalmente”, dijo Paula.

“En la Fiscalía nos entregaron con mala predisposición unos videos del partido de Malvinas Argentinas, que serán unas 500 filmaciones. Las estamos mirando con los policías, pero cada vídeo dura una hora y media, es imposible terminar de ver”, expresó Paula.

La última vez que se lo vio a Toledo llevaba campera negra, pantalón oscuro, zapatillas azules, barbijo blanco, gorra y con una bolsa de compras en la mano.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: