Rodrigo Rivero fue denunciado por su madre y es buscado como principal sospechoso del despiadado femicidio de Karen Bustamante

La pista de las cámaras de seguridad, clave para esclarecer el crimen ocurrido en Moreno.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

Karen Bustamente tenía 18 años cuando fue asesinada en un salón de fiestas abandonado de Moreno. A partir de las cámaras de seguridad del lugar se pudo identificar tanto a la víctima -reconocida por sus familiares a través de los medios de comunicación- como al posible femicida: Rodrigo Rivero, también reconocido y denunciado por su propia familia.

La madre de Rivero, Nancy, llamó al 911 y dijo: “Estaba viendo por la tele sobre un femicidio en Moreno. Quiero informar que el presunto homicida es mi hijo. Se llama Rodrigo Germán Rivero, tiene 21 años, es vendedor ambulante y muy agresivo. No sé dónde vive ni dónde está en este momento”.

Ese llamado motivó un allanamiento en la vivienda de la mujer, donde los policías constataron que el sospechoso no vivía en ese lugar.

Las principales herramientas que tiene por estos momentos el fiscal Gabriel López para dar con el paradero de Rivero son las cámaras de seguridad. Tanto las privadas como las municipales han sido de gran ayuda a la hora de reconstruir los hechos previos y posteriores del brutal crimen.

Una secuencia muestra a Karen con Rivero en bares y pooles. Otra, una discusión entre ambos. También se ve cómo River tomaba del piso una baldosa y una botella vacía, que fueron después encontradas en la escena del crimen y utilizadas como armas para desfigurar y masacrar a Karen.

Las últimas imágenes muestran a River escapar de la escena, subir a un colectivo, bajar a las pocas cuadras y caminar por Moreno.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: