Identifican a la posible víctima del femicidio de Moreno: “Esta es mi hija”, dijo la madre al ver los videos en los medios

Familiares de una chica de Morón se acercaron a la comisaría 1era de Moreno para decir que la habían reconocido.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

Karen Bustamante, de apenas 18 años, es la posible víctima del despiadado femicidio que tuvo lugar en Moreno, el último lunes. Familiares de Karen, oriundos de Castelar, partido de Morón, se presentaron este martes en la comisaría 1ra de Moreno para denunciar que la joven asesinada el lunes podría ser su hija.

La familia Bustamante llegó a esa conclusión luego de haber visto los videos del caso en los medios de comunicación, donde reconocieron que se trataba de Karen. Resta esperar por la confirmación oficial, que se dará luego de la necropapiloscopía.

La madre de Karen, Liliana, dijo en declaraciones televisivas que otra de sus hijas fue a la morgue para formalizar la identificación, que está segura de que se trata de su hija. “Esta es mi hija”, contó que fue su reacción cuando vio los videos. Acto seguido, llamó a otra de sus hijas, quien le confirmó: “Sí, es Karen”.

“Yo lo único que pude ver es la filmación de cuando ella estaba en el pool de Moreno”, relató Liliana y afirmó que ella tiene la hipótesis de que el asesino de su hija le robó el celular y por eso comenzó a perseguirlo por la calle.

“En las cámaras, se ve que en la cartera ella buscaba su celular o los documentos, metía las manos desesperada, y el tipo se fue corriendo y ella lo siguió corriendo. Ella corría parece a rescatar su celular. Ella defendía sus cosas”, señaló la mujer.

Liliana aseguró que nadie de la familia conoce al joven de gorra que se ve acompañar a la víctima en el pool y al que luego, mientras la chica lo perseguía, se lo ve agarrar una piedra y luego una botella de cerveza, elementos que empleó como armas homicidas.

La mujer dijo que su hija “a veces tomaba Clonazepam” y que se contactaba a través de “Facebook o redes sociales” con “gente que le daba” ese fármaco. Al mismo tiempo, desmintió que Karen fuese una trabajadora sexual, tal como había trascendido en algunos medios.

“Trabajó en McDonalds y trabajó conmigo en la feria hasta el sábado. Ella tuvo su papá que le pasaba la mantención como corresponde y siempre tuvo todo. Tengo diez hijos y a todos los crié igual y están bien”, afirmó.

“No entiendo cómo no hay seguridad. Hoy soy yo la mamá que pasa por esto. La humanidad se está perdiendo, hay mucha maldad en la calle. Hay que salvar vidas, hay que ser un poco más humano”, agregó entre lágrimas.

Por último, dijo que no entiende por qué el asesino actuó “así, despiadadamente”. “Lo agarraría con mis propias manos, pero sé que atrás de él hay una madre como yo que va a sufrir, pero quiero que se haga justicia. Lo único que pido es que haya justicia”.

El fiscal de la causa, Gabriel López, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 de Moreno, procuraba formalizar la identificación.

El fiscal esperaba que la familia de la chica también pueda aportar algún dato para identificar al femicida, que también quedó registrado en varios videos recopilados por los detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) Moreno-General Rodríguez.

El fiscal López recibió en las últimas horas un informe preliminar de la autopsia realizada el mismo lunes, que confirmó un “triple mecanismo homicida”, informó Télam. En tanto, los forenses de la morgue de General Rodríguez detectaron que la víctima tenía signos de estrangulamiento, que sufrió cortes en el cuello -probablemente con una botella rota-, y politraumatismos severos en el cráneo y en el rostro.

La clave de la posible identificación de la víctima estuvo en la difusión de esa serie de videos a través de los cuales los investigadores del femicidio descubrieron que la joven y el asesino se conocían -aunque no se sabe desde cuándo- y que pasaron toda la noche juntos.

“Vinieron de la zona de Merlo, donde estuvieron en un pool del cual los echaron por algún incidente. De ahí, se tomaron un colectivo y llegaron al centro de Moreno donde durante varias horas recorrieron distintos bares y pooles”, dijo un investigador judicial.

Los pesquisas tienen un video del interior de uno de esos sitios, el pool “Petra” de Moreno, donde se ve llegar a la pareja a las 2:02 de la madrugada y, tras jugar en una mesa e interactuar con dos jóvenes varones, se retiraron a las 2:57.

La mujer llega vestida con calzas negras, una remera blanca con la leyenda “Boston” en letras rojas, una cartera y el cabello recogido y atado con un pañuelo. El asesino, con pantalones oscuros, gorra con visera dada vuelta, un buzo marca Nike y una campera sobre sus hombros.

El caso se descubrió el lunes, pasadas las 7 de la mañana, cuando una mujer trans se acercó a la entrada del salón de fiestas abandonado y se encontró el cadáver de la víctima.

Tras un llamado al 911, al lugar arribó personal de la comisaría 1ra de Moreno de Servicio de Atención Médica de Emergencias (SAME). Se confirmó que la víctima yacía muerta y presentaba un fuerte traumatismo de cráneo, signos de estrangulamiento por asfixia mecánica y desfiguración de la cara.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: