Murió de Covid un trabajador del Plaza Vea de Castelar: cierran la sucursal y piden vacunas para el sector

Se trata de Rosendo Lobo, de 59 años, quién había sido vacunado por lo que fue obligado a reincorporarse a sus tareas. Sin embargo, solo llegó a trabajar una semana.

por
por

El Sindicato de Empleados y Obreros de Comercio y Afines (Seoca) de la Zona Oeste lamentó “la partida física del compañero Rosendo Lobo (59), trabajador de Vea Castelar” tras contagiarse de coronavirus hace tres semanas. La víctima pertenecía a un grupo de riesgo, pero como recibió la vacuna, la empresa dispuso su reincorporación. Trabajó solo cinco días, hace una semana lo internaron y tras estar en coma falleció anoche.

Lobo era el encargado del sector de lácteos de la sucursal y dejó a una esposa, cinco hijos y varios nietos con su partida. Había accedido a la vacunación en la Provincia de Buenos Aires y Vea lo obligó a reincorporarse tras la Resolución Conjunta 4/2021 donde el Gobierno Nacional estableció que los empleadores “podrán convocar al retorno a la actividad laboral presencial a los trabajadores” que hayan recibido “al menos la primera dosis de cualquiera de las vacunas destinadas a generar inmunidad adquirida”. Sin embargo, a él no le alcanzó para evitar que desarrollara un cuadro grave de covid.

En diálogo con No Ficción, Natalia Nóbile, delegada de la sucursal ubicada en Zeballos 3154, explicó cómo se inició la ola de contagios en la que cayó Lobo: “hacía unas semanas estaba pidiendo un protocolo de refuerzo, ya que durante tres semanas consecutivas tuvimos infectados. Pedimos que se evite el cruce de turnos para evitar la ola de infectados, pero Recursos Humanos no accedió con la excusa de que supuestamente el municipio de Morón no se lo exigía“.

Rosendo en la punta de la mesa, antes de que llegue la pandemia al país.

“La empresa se negó a evitar el cruce de turnos respondiendo que el municipio no lo exigía. Venimos lidiando con esto hace un año”, insistió Nóbile, quien fue una de las primeras en aislarse hace tres semanas al dar positivo, por lo que intentó intervenir desde su casa pero sin suerte: “me reincorporé ayer, pero ya era tarde, todo lo que pedí fue ignorado”.

Hoy, mientras se realiza el último adiós al trabajador, el Vea se encuentra cerrado por iniciativa del Seoca Zona Oeste. Desde el velorio, la delegada alertó sobre la situación del sector: “al nivel de contagios que venimos atravesando en todas las sucursales, sino hacemos algo pronto mi compañero solo va a ser el primero de muchos”.

Consultada por si desde la empresa les dieron alguna respuesta, Nóbile se limitó a responder: “a nuestro compañero nada de lo que se haga ahora nos lo devuelve”. El caso de Lobo se da un mes después de que Julio Ledesma, secretario General del Seoca Zona Oeste, dijera en este medio: “los trabajadores esenciales de comercio debemos ser vacunados”.

Este caso se suma al de tres trabajadores del Tren Belgrano Sur que se desempeñaban en La Matanza y fallecieron a causa del covid. Estas muertes ponen en debate el rol de los esenciales que nunca abandonaron la presencialidad en la pandemia y sin embargo aún no fueron vacunados.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: