Merlo: Liberaron a los cuatro acusados de arrojar al fuego a un presunto delincuente

Los sospechosos estuvieron presos cerca de un mes. Estaban siendo investigados por el intento de homicidio de un joven delincuente al que una pueblada lo arrojó a una hoguera tras vincularlo con el crimen del colectivero Federico Rivero.

por
por

Cuatro personas que habían sido detenidas acusadas de haber arrojado al fuego a un hombre al que le atribuían varios robos y la venta de drogas en un barrio de la localidad de Libertad, en el partido de Merlo, fueron liberadas por falta de pruebas tras permanecer aproximadamente un mes detenidas.

Los sospechosos fueron liberados ayer por la tarde por orden de la jueza de Menores 2 de Morón, Cecilia Gabriela Drago, luego de que se demostrara mediante pericias y videos presentados por la defensa que los imputados no fueron quienes arrojaron a las llamas a Nicolás Herrera, de 20 años, quien se fugó cuando recibía asistencia en un hospital y aún no fue localizado.

Las personas que recuperaron su libertad son Lionel Buceta; su hijo, Cristhian Buceta, el vecino Tomás López y un adolescente de 16 años, a quienes se les atribuyen las lesiones sufridas por Herrera.

«Mis defendidos siempre fueron inocentes. La hermana de Herrera mintió sobre los acusados y se demostró que si bien ellos estaban en el lugar no fueron lo que arrojaron al joven al fuego con la intención de quemarlo vivo», dijo a Télam el abogado Marcelo Rossi que representa a la familia Buceta, quien adelantó: «Seguro que pediremos su detención por falso testimonio».

Al respecto, el fiscal del Fuero de Responsabilidad Juvenil y Juicios del mismo distrito Pablo Cabrejas, citará a la hermana de Herrera para que explique sus dichos, dijeron a esta agencia fuentes judiciales.

El ataque contra Herrera fue cometido la noche del 21 de junio en su casa de la calle Marco Sastre 1.300, del barrio El Mirador, de Libertad, cuando varios vecinos se juntaron para hacerle un escrache ya que lo acusaban de cometer varios robos en la zona.

Los manifestantes arrojaron piedras, palos y botellas contra la casa, mientras que uno de los agresores ingresó armado con un cuchillo, aunque no llegó a herir a nadie.

De acuerdo a los voceros, quienes encabezaban el ataque acusaban al joven de haber participado del crimen del colectivero Federico Rivero, cometido el 16 de junio durante un robo cuando esperaba a su esposa en la puerta de un supermercado, aunque luego se determinó que no estaba relacionado con ese hecho.

En esas circunstancias, otros manifestantes irrumpieron en la casa de Herrera y la prendieron fuego, tras lo cual agarraron al joven y lo arrojaron a las llamas.

A raíz de la agresión, intervino personal policial y bomberos que auxiliaron a la víctima y la trasladaron al Hospital Eva Perón de Merlo, donde los médicos constaron que el paciente presentaba lesiones por quemaduras con compromiso de la vía área, por lo que fue derivado a un hospital platense, donde quedó internado con custodia policial hasta que días atrás huyó y aún no fue localizado.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: