La Suprema Corte Bonaerense y la UNLaM avanzan en la automatización de la Justicia

El máximo tribunal provincial firmó ayer con la Casa de Altos Estudios un convenio de colaboración tecnológica para la automatización de los diferentes procesos dentro de un expediente judicial.

por
por

La Suprema Corte de Justicia y la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) firmaron ayer un convenio de Colaboración Recíproca con la idea de que la casa de Altos Estudios desarrolle un aplicativo informático denominado Experticia, el cual funcionará como complemento del actual sistema que utiliza el Poder Judicial llamado Augusta, y que consistirá en la automatización de diferentes procesos dentro de un expediente judicial.

El convenio fue rubricado por el rector de la UNLaM, Daniel Martínez, y el presidente del máximo órgano judicial bonaerense, Daniel Fernando Soria, y consiste entre otros puntos en “la formación y perfeccionamiento de recursos humanos constante y el intercambio de información científica y técnica”.

Experticia funcionará como complemento del sistema Augusta para la automatización de diferentes procesos dentro del expediente judicial basado en la confección de árboles binarios, los cuales recibirán como parámetros de entrada referencias almacenadas en el sistema Augusta y entregarán como resultado uno o más trámites con los documentos electrónicos correspondientes, permitiendo automatizar el proceso de decisión en función del estado y datos del expediente electrónico”, según se desprende del acta.

Actualmente, Experticia funciona a modo de prueba piloto en el juzgado de Ejecución Penal N° 2 del Departamento Judicial de Morón, cuya titular, Laura Conti, explica a No Ficción que se trata de “una herramienta informática que a través de algoritmos sugiere proyectos de despacho automáticos conforme los datos ingresados por el operador judicial. Estandariza procesos de trámites simples y cotidianos que no requieren mayor complejidad, reduciendo tiempo en la producción y minimizando errores, impactando en la calidad del servicio de justicia ya que el juez puede dedicarse a cuestiones de mayor complejidad, apoyándose en el auxilio de este sistema experto”.

De la misma forma, la jueza destacó: “Fue muy importante que el secretario de Planificación Néstor Trabucco y el subsecretario de Tecnología Informática Alberto Spezzi hayan acompañado un proyecto de la UNLaM que finalmente fuera coronado con la decisión del más Alto Tribunal bonaerense que en esta época de pandemia no hace más que avanzar en el servicio de justicia que los ciudadanos exigen y merecen”.

El trabajo se abordará de manera interdisciplinaria e incluirá, por parte de la universidad, a los especialistas del Departamento de Derecho y Ciencias Políticas, el Departamento de Ingeniería y el Polo Tecnológico.

El equipo de Experticia en el Polo Tecnológico de la UNLaM.

De acuerdo al convenio firmado, ambas instituciones “intercambiarán entre sí todo tipo de datos, observaciones, memorias, publicaciones y toda otra documentación” que pudiera estar relacionada con el desarrollo del software. De todas maneras, las partes se comprometen a no revelar el contenido sin la expresa autorización de la otra parte.

El resultado del trabajo será propiedad intelectual de la Suprema Corte mientras que la universidad tendrá el derecho de difundir y publicar los resultados. El acuerdo tendrá una duración de dos años y se renovará de manera automática, salvo que alguna de las partes se manifieste en contrario.

También podés leer:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: