“La recolección de basura se llevaba la mitad de la recaudación y había barrios donde no llegaba”

Así lo aseguró la intendenta de Moreno, Mariel Fernández, y reveló que al asumir su cargo el municipio tenia 400 basurales a cielo abierto.

por
por

“La gestión de los residuos se llevaba la mitad de la recaudación municipal, era un servicio caro y donde teníamos 400 basurales a cielo abierto”. Los argumentos de la intendenta de Moreno, Mariel Fernández, para explicar porqué estatizó la recolección no tienen falencias. Y además, asegura que ahora los camiones ingresan a todos los barrios de un distrito con 186 km2, comparable a la superficie de la Capital Federal, y con 40% de territorio rural.

A principios de año Moreno decidió ir a fondo con la estatización de algunos servicios, como el estacionamiento medido, la gestión del cobro de la tasa municipal y la recolección. Pero este último tuvo la mayor dificultad: a la tarea de discontinuar el contrato de una empresa privada, le siguió el acuerdo con el Sindicato de Camioneros para conformar un sistema mixto, donde una cooperativa pone a los trabajadores y el Municipio los camiones y las plantas de transferencia.

“Moreno en 2017 estaba entre los tres distritos del conurbano que más gastaban en recolección, junto con San Isidro y Vicente López”.

Miguel Lozupone, asesor en la Auditoria General de la Nación en temas ambientales

“Veníamos pensando en un propuesta alternativa a la recolección privada. No fue fácil, tuvimos que charlar con el sindicato de Camioneros para poder respetar sus condiciones de trabajo”, explicó Fernández a la Tv Pública. A los basurales a cielo abierto se le sumaba que antes había barrios donde el camión pasaba una vez por mes o no pasaba.

Según la intendenta, “ahora se entra a todos los barrios, seis veces a la semana, así que esto no solo nos produce un ahorro sino que le mejora la vida a la gente”.

No Ficción consultó al asesor en la Auditoria General de la Nación en temas ambientales, Miguel Lozupone, quien aseguró que “la lectura de la gestión de Moreno es correcta“. Según sus estudios, “en el año 2017 el municipio gastó $2.671 millones de presupuesto, de los cuales $460 millones fueron para recolección y barrido de residuos urbanos. Esto significó el 17,28% del presupuesto total y lo colocó entre los tres distritos del conurbano que más gastaban en promedio de su presupuesto total, junto con San Isidro y Vicente Lopez“.

Para aclarar aún más el escenario de Moreno, Lozupone explicó: “estamos hablando de $891 por habitante gastados en 2017, lo que significa $4.480 la tonelada gestionada, que fue ese año el más alto del conurbano. Sin dudas la gestión de los residuos es de las más caras y debía ser revisada”.

Consultado por otras experiencias de estatización de la recolección de residuos, el especialista contó: “En Avellaneda pasó y llevaron al personal a ser empelados municipales y que no se rijan por el convenio nacional de Camioneros, lo cual es beneficioso para el municipio. Pero en el caso de las cooperativas tienen otro predicamento, a veces en perjuicio de los trabajadores, porque muchas veces los convenios no incluyen el pago de jubilaciones o la ART. Lo que no queda dudas es que el municipio se va a ahorrar mucho dinero”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: