La Izquierda va por la épica en la Zona Oeste: lo que necesita para entrar a los HCD de Merlo, La Matanza y Moreno

El Frente de Izquierda refuerza su campaña "por abajo" en los barrios para cuidar los votos de las PASO y sumar electores. Confían en que de ese 10% que no sufragó en septiembre salgan los puntos que necesitan para hacer historia. Desconfianza en el peronismo que no puede perder más seguidores.

por
por

La izquierda está ante la posibilidad de hacer historia e ingresar por primera vez a los Concejos Deliberantes (HCD) del conurbano. En el oeste la situación es por demás auspiciosa: repetir los resultados de las PASO les asegura ingresar un edil en Merlo, mientras que, si conquistan un punto más el domingo en Moreno y La Matanza se les abrirá las puertas de los recintos locales.

Como se ve, el Frente de Izquierda-Unidad (FIT-U) creció más en los municipios donde el peronismo pisa fuerte. Para graficar la situación general, entre Moreno, Merlo y La Matanza votaron en las PASO 1.150.762 electores, de los cuales 80.167 lo hicieron por el FIT, lo que representa un 6,9%, una cifra por encima del resultado provincial, que fue 5,2% con Nicolás del Caño como principal candidato.

Alejandro Bodart, dirigente del MST y candidato a diputado Nacional por el FIT, describió este domingo en González Catán cómo es la estrategia de las últimas semanas: “Toda la tercera sección electoral es la mayor concentración de trabajadores y nos debemos a eso. Pero en los distritos de la primera, como Merlo o Moreno también estamos disputando para entrar, por eso estamos recorriendo los municipios”.

De esta manera, el dirigente del MST no ocultó su esperanza de cara al domingo: “La expectativa es superar lo que sacamos en las PASO y estamos convencidos que eso se va a dar. Lo nuestro es un fenómeno nacional, somos la tercera fuerza, y en la Provincia además de los diputados y legisladores, la expectativa es entrar a los Concejos, esa cueva de bandidos, y ver si podemos tener representantes de los trabajadores“.

Merlo: si el FIT-U repite, entra al recinto local

Cuando se reinició la campaña hace un mes, varios dirigentes de izquierda entendieron que había que empezar por aquellos municipios donde tienen casi asegurada la conquista de una banca. Fue el caso, por ejemplo, de Néstor Pitrola, otro de los candidatos a diputado Nacional por el FIT-U en la provincia. “En Merlo sacamos 8,7% en las PASO, por lo que creemos que podemos consagrar dos concejales“, expresó ante la consulta de este medio.

Pitrola no negó que la misma esperanza a la que se abraza el peronismo es en la que también confían en el FIT-U: “estamos luchando para que mucha gente que no votó este domingo lo haga por una alternativa en el campo de los trabajadores como es el Frente de Izquierda”. La lucha está entonces en ese 10% del electorado que no fue en septiembre y que puede mover la balanza el domingo. Pero aquí compiten con el peronismo, lo que se vio traducido en las denuncias por aprietes que recibieron los militantes del PO y otras organizaciones.

Flavia Tesone es la candidata a primera concejal de Merlo por el Partido Obrero y el Frente de Izquierda Unidad. Le sigue en la lista David Maidana. Los dos sueñan con ingresar al HCD.

Moreno y La Matanza: el FIT-U necesita un punto más para hacer historia

El 7,8% en Moreno y el 7,5% en La Matanza dejaron al FIT-U en la puerta de los Concejos Deliberantes de ambos distritos. La primera esperanza de entrar nace en contar con los votos que dejaron otras fuerzas, como el Nuevo Más, que sacó el 0,9% en las PASO. La segunda, en que de ese 10% que no fue en septiembre haya electores que se vuelquen por la izquierda. En cualquiera de los casos, se trata de sumar.

Creemos que con un punto más ya estaríamos ingresando, y vemos una adhesión creciente“, le dijo a No Ficción Juan Romero, el primer candidato a concejal del FIT-U en La Matanza. Consultado sobre por qué creen que crecen en los bastiones históricos del peronismo, graficó: “Cambiemos en estos distritos sacó los mismos votos que en 2019, porque los trabajadores tienen memoria. Pero los gobiernos comunales del Frente de Todos perdieron votos“.

Según Romero, “en La Matanza el oficialismo perdió 200 mil votos, y ahí empezamos a crecer nosotros, porque por un lado con el Partido Obrero tenemos un desarrollo en las barriadas, con llegada a 70 barrios en el distrito, y por otro lado los trabajadores ven como pasan los gobiernos que no resuelven sus problemas, como es el caso de la vivienda”.

En el FIT-U sostienen que esa misma situación se da en Moreno. Enzo Colecchia, trabajador municipal del distrito y candidato a legislador bonaerense del MST explicó a este medio: “hay descontento porque la inflación se disparó y las paritarias están por abajo. Hay una bronca tremenda en estos municipios como en toda la Argentina. Esto se reflejó en el nivel de gente que no fue a votar y el caudal de votos que pasó a la Izquierda”.

Colecchia aclaró que el crecimiento de su espacio “no es solo porque el Gobierno no cumplió, sino también porque el FIT-U estuvo en la calle, no se guardó por la pandemia. En Moreno estuvimos en la calle defendiendo a despedidos, y hablamos de un distrito donde gobierna el peronismo y donde también hay persecuciones y ajuste”.

Efecto porteño en Morón: crece el voto libertario y de ultraderecha, aunque no competirán por concejales

Uno de los análisis que dejó las PASO daba cuenta de que en Morón, el municipio caracterizado por tener un electorado progresista, la derecha más dura quedó en tercer puesto, desplazando al FIT-U. Avanza Libertad llegó al 6,8% en la categoría a concejal, donde impulsaba a Néstor Zárate. Sin embargo, a una semana de las elecciones la junta electoral inhabilitó la lista y ahora esos votos están en disputa. ¿Podría la izquierda convencer a un sector del electorado de Espert?

Si algo estuvo claro en esta elección es que el FIT-U disputó el lugar de la tercera fuerza con Avanza Libertad, sobre todo a la hora de hablarle a un electorado joven que no ve un futuro claro entre las propuestas del peronismo y el macrismo. Sin embargo, desde la Izquierda en Morón no creen que necesariamente sus votos lleguen de los libertarios que se quedaron sin opción para concejales.

Jorgelina Esteche, principal candidata a concejal del FIT-U en Morón fue contundente en este sentido: “Sacamos casi un 6% y necesitamos tener arriba de un 8,3%, por lo que esa posibilidad existe. No en sí mismo se explicaría porque hay un electorado que ahora quedó vacante, sino más bien por la propia conquista y reconocimiento que logra la izquierda. Hay mucha gente que no fue a votar o que votó a otra fuerzas y nos dicen que nos van a votar a nosotros“.

Para Esteche “hay una gran campaña por abajo que hay que seguir fortaleciendo hasta el domingo, junto a los cientos de fiscales para defender los votos porque hay todo tipo de maniobras políticas”.

A menos de una semana, el FIT-U se encamina hacía la épica. Si repiten los resultados de las PASO tendrán un concejal en Merlo por primera vez en su historia. Pero si crecen a nivel general podrían iniciar una nueva era en la política local del conurbano.

Por Alan Benítez

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: