Morón, Ituzaingó y Hurlingham: la batalla del peronismo por recuperar los votos perdidos ante la avanzada macrista

En la previa de las elecciones, el Frente de Todos agudiza su campaña casa por casa para que "vaya a votar ese 10% que en las primarias no fue". En el macrismo confían que el impacto de las PASO ampliará las diferencias. La situación de los libertarios en Morón y el desafío de Damián Selci por no perder una elección que Zabaleta ganó con lo justo.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

A menos de una semana para las Elecciones Legislativas 2021, en la Zona Oeste comienzan a jugarse las últimas fichas. Y en el núcleo que conforman Morón, Hurlingham e Ituzaingó hay una mezcla de escepticismo y esperanza. Es que se trata de distritos donde gobierna el Frente de Todos (FdT) y que vieron cómo los votos emigraron hacia Juntos, sobre todo, pero también hacia los libertarios de derecha y al Frente de Izquierda.

Las PASO pegaron fuerte en el oficialismo de Morón e Ituzaingó, donde el macrismo se impuso por diez puntos en el primer caso, y por cinco en el segundo. Aquí nace el sueño peronista de al menos emparejar los resultados abrazados en la estrategia “de que vaya a votar ese 10% que en las primarias no fue“, como le dijo a este medio una fuente cercana al intendente Lucas Ghi.

La idea es poder recorrer más los barrios, se hizo un puerta a puerta el fin de semana. La expectativa está puesta en que los que no fueron a votar, voten por el Frente. Pero esto es una lotería“, explicó la fuente de Morón. “Estamos intentando revertir la imagen de que la crisis es por una mala gestión. Hay una mirada de no visualizar las medidas positivas que se hicieron, como la campaña de vacunación, las ayudas que no alcanzan pero evitaron que se pulverizara el sector productivo”, graficó.

Este medio había demostrado que en Morón Sur, por ejemplo, participó el 64% del padrón y el FdT se impuso 37% a 36% a Juntos. Pero si se lo contrasta con Haedo, allí votó el 69% de los electores y el macrismo sacó el 51,8% de los votos frente al 26,3% del oficialismo. Estos número explican la estrategia de hacer un timbreo peronista en los barrios populares.

Sin embargo, a menos de siete días de las legislativas en Morón, el oficialismo volvió a sufrir otro golpe: Avanza Libertad no fue habilitado a competir en la categoría a concejales, donde había llegado a casi el 7%, porque una de las listas internas no presentó todos los avales y la Justicia Electoral invalidó a todas las boletas. “Hemos sufrido algún tipo de sabotaje por parte de los apoderados del partido. Se cometieron irregularidades en la carga administrativa para la oficialización de la lista. Ganamos las PASO y ahora nos dicen que no podemos competir“, escribió en su Instagram Néstor Zárate, que había conseguido el boleto para las generales y soñaba con entrar al Concejo.

Como si fuera poco, la lista perdedora de la interna de los libertarios emitió un comunicado llamando a votar a Juntos. Si esto se cumple y las matemáticas no fallan, el candidato macrista, Leandro Ugartemendia podría alcanzar el 50% de los votos en Morón (en las PASO habían llegado al 43,5% mientras que el FdT obtuvo el 32,8%). Aunque para el FIT ese 7% que deja Avanza Libertad puede contener a un voto joven que no descartan en convencer de que, como dicen, “la salida es por Izquierda”.

Ituzaingó: Juntos y la posibilidad de estirar la diferencia

“Las expectativas son altas y además lo sentimos en la calle, todos los días hablamos con la gente y el descontento es muy grande. Ojalá se consiga sacar una mayor cantidad de votos”, le dijo a No Ficción Gastón Di Castelnuovo, principal candidato a concejal de Juntos, que en septiembre llegó al 40,5%, dejando en segundo puesto al FdT con el 36,2% con Pablo Piana.

Es que aquí también sacan cuentas con los que no fueron a votar. Por ejemplo, en Parque Leloir participó casi el 70% del padrónJuntos ganó con el 38% sobre el FDT, que alcanzó el 36%. Del otro lado de Acceso Oeste, en San Alberto fue a las urnas el 66% de los electores habilitados y el FDT se impuso 40% a 36%. El sueño es crecer donde los resultados fueron favorables y no perder más votos en las localidades amarillas.

En el municipio saben que los resultados de las PASO en distritos como Morón envalentonaron las expectativas del macrismo, por lo que también salieron a jugar la estrategia de visitar casa por casa. El intendente Alberto Descalzo se puso esa campaña al hombro y difunde cada reunión con vecinos que realiza.

Saliendo del bipartidismo, mención especial para el FIT: se consolidó como tercera fuerza en las PASO con el 6%, aunque para soñar con una banca necesitará casi 4 puntos más en noviembre.

Hurlingham: de Zabaleta a Selci en medio del cimbronazo de las PASO

Hurlingham fue uno de los municipios en donde se había adelantado la interna desatada entre el albertismo y el kirchnerismo más duro: unos días antes de las PASO, Juan Zabaleta fue designado como ministro de Desarrollo Social y el camporista Damián Selci asumió en su lugar. Una de las primeras medidas del nuevo intendente, en modo campaña, fue impulsar un cuerpo a cuerpo del FdT en los barrios para convencer a los vecinos.

Es que Selci mudó su despacho municipal a distintos puntos del municipio para tener otro acercamiento con los ciudadanos. Primero fue la capilla San Damián, de William Morris. Ahora está en el Centro de Jubilados El Destino, de la misma localidad. Según sus propias palabras, lo hace para charlar de “las preocupaciones más importantes: la inflación, la seguridad y la salida de la pandemia”.

Es que en Hurlingham la situación no es muy distinta a la de Morón e Ituzaingó: vale recordar que hasta las 22.30 del domingo de las PASO, el primer candidato a concejal de Juntos, Lucas Delfino, se imponía sobre el FdT que lleva a Viviana Lodos en la misma categoría. Sin embargo, antes de la medianoche hubo calma para el peronismo, que ganó por muy poco, 34,8% a 34,7%.

En este contexto, Selci enfrenta la elección con el objetivo mínimo de mantener ese resultado. Aunque se sabe, el crecimiento del macrismo en esa área del oeste es contundente. Habrá que esperar al domingo para ver si el puerta a puerta y cuerpo a cuerpo, junto a las medidas asistenciales, alcanzaron para al menos cuidar los votos que supieron conseguir.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: