Importación de jeringas: la última fabrica del país estaba en Morón y cerró con Macri

Se llamaba Productos Médicos Descartables, nació en 1985 y llegó a tener 120 empleados. En tres meses podría producir las jeringas que acaba de comprar el Gobierno por 58 millones de pesos.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

Hace una semana el Gobierno Nacional aprobó compra de 20 millones de jeringas descartables por $58.400.000 para poder aplicar las vacunas contra el Covid-19. La decisión no solo se basó en la urgencia por frenar el avance de la pandemia, sino también en que desde 2018 en el país no hay una sola empresa nacional que se dedique a la fabricación de estos productos. Y la última que existió estuvo en Morón.

Se llamaba Productos Médicos Descartables (PMD) y era una Pyme familiar con capital y tecnología Argentina, que se inició en la fabricación de jeringas marca TJ en 1985 en Caseros. Pero luego la empresa se mudó a Castelli 718, en Morón, donde en su mejor momento llegó a tener 120 empleados, abastecía al 35% del mercado interno y tenía una capacidad para producir alrededor de 9 millones de jeringas en un mes.

Pero a fines del 2016, a raíz de los tarifazos y la recesión, ya se había convertido en la única fabrica de jeringas que quedaba en el país. Y no pudo resistir mucho más el ajuste del Gobierno de Mauricio Macri, lo que terminó llevando a la empresa a cerrar y dejar a 75 trabajadores en la calle. El ex gerente de PMD, Enrique Lisjak, en declaraciones televisivas no dudó en responder cuánto tiempo necesitarían para producir esas 20 millones de jeringas que ahora el país va a comprar afuera: “entre dos y tres meses”.

La situación de PMD fue alertada por este medio a fines del 2016, pero ahora el caso volvió a retomarse por un informe que hizo el periodista Mauro Fulco en C5N. Allí habló con Lisjak, quien contó que la empresa “si bien dejó de operar a fines del 2018, ya en el 2016 era muy difícil seguir. Los dos problemas más graves eran que se hacía imposible competir con China, ya que venden por debajo del costo del producto para ganar mercados” y que “en el 2016 las tarifas (de servicios) aumentaron un 600%, que del 0,5% del costo del producto pasó a ser el 3%”. Y recordó: “en el gobierno de Macri nos recomendaron importar”.

El ex gerente de PMD confirmó así el dato que más impacta: en Morón estuvo la última fábrica de jeringas de industria nacional, un producto que hoy cotiza millones en el mundo. “Fuimos la última que cerró, hoy no hay ninguna operando. Es un producto estratégico. Ahora tenemos la vacuna y no podemos no saber con qué aplicarla o comprarle a otro país algo que se podría hacer acá”, expresó.

A raíz del caso, desde la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA) y el Consejo productivo Nacional lanzaron una campaña para que PMD pueda reabrir sus puertas y producir las jeringas que hoy se necesitan para combatir contra el Covid-19.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: