Morón: La única fábrica de jeringas del país está por quebrar

El ex intendente Lucas Ghi, el concejal Hernán Sabbatella y el titular de CGERA Ariel Aguilar visitaron la empresa. Ghi retomó la agenda política local.

por
por

Productos Médicos Descartables, la única empresa que produce jeringas en Argentina y que está radicada en Morón, está a un paso de quebrar y dejar a 75 trabajadores en la calle. De manera desesperada, los dueños le reclaman al gobierno nacional que frene las importaciones chinas en el sector.

El ex intendente Lucas Ghi, el presidente del bloque de Nuevo Encuentro Hernán Sabbatella y el presidente de Confederación General Económica de la Argentina, Ariel Aguilar, se reunieron con las autoridades de la firma para apoyar el pedido y visibilizar la problemática.

“Hace poquito llegamos a ser 115 trabajadores. Se perdieron 40 puestos simplemente por la situación económica. Muchos empleados renunciaron o se fueron porque hace cuatro meses que no les pagamos”, explicó el dueño de la empresa, Enrique Lisjak, al programa Compromiso Radio que se emite por FM Fribuay, donde destacó que si bien su emprendimiento tiene capacidad para abastecer el 30% del mercado local, las maniobras de dumping de empresarios chinos los dejan sin posibilidad de competir.

Al respecto, Ghi sostuvo que “en diferentes oportunidades hemos acompañado a esta empresa y más ahora que la situación es preocupante por la apertura de las importaciones, fundamentalmente de productos chinos, cuyos valores están por debajo del costo, y son subsidiados en su país, con una intención deliberada de destruir la competencia y luego elevar los precios”.

Lisjak reconoció que esta situación viene por lo menos desde hace unos cinco años atrás. Desde ese momento, los empresarios del sector vienen denunciando la estrategia de los productores chinos y a partir de diferentes acuerdos, se lograba garantizar a las Pymes locales cierta cuota del mercado.

“El país tenía cinco fabricantes de jeringas y seis importadores. Hoy hay un fabricante y 18 importadores. Presentamos la prórroga de las medidas antidumping ante el gobierno actual en diciembre de 2015. Analizaron todos los expedientes pero cuando tenían que bajarnos una resolución para que podamos seguir fabricando en igualdad de condiciones, se demoraron muchísimo y nos dicen que tiene que resolver Salud… pero la burocracia nos va a llevar al cierre”, resumió el empresario quien aseguró que “esto es exclusivamente una cuestión comercial, acá hay alguien que está haciendo trampa en el mercado”.

El titular de Productos Médicos Descartables defendió sus jeringas y las comparó con las asiáticas a las que consideró “muy malas y por eso no las pueden vender en Europa o Estados Unidos. Usan materiales reciclados”. Además, dijo que “la misma jeringa china al estado se la venden un 70% más caro que al privado. Eso es muy difícil de entender”.

Lisjak destacó que el valor de las jeringas chinas en los depósitos de los importadores es de 62 centavos. Se vende en el mercado privado a 71 centavos y al estado a 1,10. En tanto, el producto nacional cuesta 90 centavos. Lo llamativo es que “la china y la argentina valen 10 pesos en la farmacia. Entonces, se está apostando a otro comercio”, argumentó.

“Mi empresa no es un galpón, es un modelo industrial que se desarrolla y mejora desde 1985. Se atiene a todos los controles. Las jeringas importadas, en cambio, no responden a ningún reglamento técnico. No son sometidas a ningún análisis porque presuntamente no hay laboratorios suficientes en el ANMAT. O hay desidia o corrupción”, concluyó.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: