Familia de Moreno asaltada pide que le devuelvan los recuerdos de sus familiares recién fallecidos

"Perdimos tres familiares en un mes", lamentó la joven víctima del robo.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

La tragedia marcó a fuego la vida de una familia de Moreno en este principio de año. En un mes, fallecieron tres de sus integrantes: primero, la tía; luego la abuela; y, después, la madre. Las dos últimas, víctimas de Covid-19, con una diferencia de apenas 9 días.

La madre, Elvira, falleció el sábado y menos de 24 horas más tarde, cerca de las 3 de la madrugada, un grupo de al menos cinco delincuentes forzaron el ingreso al hogar y con gran violencia desvalijaron el lugar, donde las víctimas dormían.

Desde el techo de una casa lindera, los sospechosos saltaron hacia el balcón, donde lograron vencer la puerta principal con una barreta. La familia, que conciliaba las primeras horas de sueño luego de haber dado el último adiós a Elvira, sintió el ruido de un “estruendo”. Se trataba de la puerta de ingreso que había sido violada, mientras en la calle caían algunas gotas de lluvia.

“Lo primero que hicieron fue atacarnos. Estaban llenos de armas. Nos pedían plata y una caja fuerte que nunca existió”, contó Melany, la hija de Elvira, en declaraciones televisivas.

“A mi papá le pegaron un culatazo y lo quisieron atar. Yo atiné a defenderlo porque es lo único que me queda en la vida”, expresó Melany.

Los delincuentes se fueron con el poco dinero que le quedaba a la golpeada familia. Pero se llevaron también algo mucho más importante: “Se robaron todos los recuerdos de mi mamá. Las fotos, los videos, los audios. Lo único que quiero es volver a escuchar su voz”, lamentó Melany.

Esos archivos se encuentran en uno de los celulares sustraídos por los ladrones. “Le expliqué. Le supliqué que no se lo llevara. Lo miré a los ojos y le dije ‘por favor, ayer enterramos a mi mamá; llevate lo que quieras, pero dejame este celular’. Pero no le importó nada. Me lo arrebató de forma violenta”, continuó la joven.

Para la familia, la elección de su hogar no fue una casualidad. “Venían preparados, sabían lo que hacían. Acá, hay alguien que nos entregó”, especuló Melany.

La Bonaerense no pudo aún identificar a los delincuentes, quienes lograron escapar justo antes del arribo del personal policial, que llegó luego de que sonara la alarma vecinal.

Finalmente, Melany pidió ayuda a las autoridades locales: “Le pido a la intendenta (Mariel Fernández) y al ministro de Seguridad (Sergio Berni) que hagan algo porque no se puede vivir en Moreno”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: