En dos años, el sabbatelismo pasó de gobernar a tener menos de un tercio del Concejo

A partir de diciembre tendrá en el HCD de Morón solo cinco ediles que responden en forma directa a Nuevo Encuentro. El desafío 2019.

por
por

En menos de dos años, el sabbatelismo pasó de gobernar Morón a contar con tan solo cinco concejales, de los cuales cuatro pondrán en juego su banca en dos años. Se trata de ediles ‘puros’ que responden al partido Nuevo Encuentro (NE), ya que si se suman otras facciones kirchneristas el bloque de legisladores llega a ocho.

La merma del poder en el distrito se explica en que ésta es la tercera elección consecutiva que pierde la fuerza que supo gobernar durante 16 años el municipio. El inicio de esta caída coincide con el momento en que el sabbatelismo pasó de ser una fuerza autónoma a constituirse como parte del Frente para la Victoria, luego de las elecciones de 2011, cuando Lucas Ghi se convirtió en intendente con votos propios, ya que en 2009 había asumido de manera interina luego de que Martín Sabbatella jurara como diputado nacional.

Desde ese día, gran parte del electorado de Morón decidió darle la espalda. En las legislativas del 2013 el entonces oficialismo perdió ante la nómina de concejales del Frente Renovador, encabezada en Morón por el massista Martín Marinucci.

En 2015, Ramiro Tagliaferro, con Cambiemos, le arrebató el gobierno municipal al kirchnerismo. En esas dos oportunidades, y en esta última, la cara principal del espacio fue Hernán Sabbatella, hermano de Martín, ex intendente y líder del partido.

Con Leandro Ugartemendía liderando la lista, Cambiemos se impuso el domingo 22 por más de 16 puntos por sobre Unidad Ciudadana y sumó 6 concejales, lo que le permitirá dominar la mitad del Concejo a partir de diciembre.

Para NE los resultados no fueron para esperanzadores de cara al futuro, ya que de las 4 bancas que logró renovar Unidad Ciudadana sólo una corresponde a un hombre de sus filas, Hernán Sabbatella. Los otros concejales electos son de La Cámpora (Paula Majdanski), y del PJ de Morón (Claudio Roman y Karina Godoy). Los ‘puros’ son: Sabbatella, Florencia De Luca, Juan Carlos Martínez, Diego Spina y Rogelia Franco. Salvo Hernán, el resto finaliza su periodo en 2019.

En este escenario, el sabbatelismo está ante la evaluación de su triple derrota desde que se alineó fielmente a la ex presidenta Cristina Kirchner y al mismo tiempo, enfrenta el desafío de reconciliarse con el electorado de cara a 2019.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: