Análisis de las PASO en el Oeste: duro golpe en Morón, el avance libertario y expectativas de la Izquierda en tres municipios claves

La lista que impulsó Lucas Ghi sufrió la peor derrota de un oficialismo en la región y ve con preocupación el avance de Espert. La sorpresiva elección del Frente de Izquierda, que con un mínimo aumento de su caudal de votos en noviembre aspira a ocupar bancas en La Matanza, Moreno y Merlo.

por
por

El cimbronazo de los resultados de las PASO en el Frente de Todos (FDT) comienza a analizarse con mayor detalle en el día después. La victoria de Juntos en gran parte del país, pero sobre todo donde más duele, como es la Provincia de Buenos Aires, obliga al oficialismo a repensar la estrategia de cara al 14 noviembre mirando cada campo de batalla con detenimiento. En el conurbano Oeste hubo derrotas duras y momentos de tensión, como los que se vivieron en el núcleo que forman Morón, Ituzaingó y Hurlingham.

“Vamos a redoblar el esfuerzo militante para ir en busca de aquellos que no fueron a votar”, dijo Lucas Ghi, intendente de Morón, al confirmar que en la región su distrito fue el que vivió la peor derrota de un oficialismo local. “Somos capaces de protagonizar esa épica con la mística y el amor que nos caracteriza“, escribió en su cuenta de Twitter apelando casi al deseo de los milagros.

Es que con más de 98% de las mesas escrutadas y una participación del 68% del padrón, en la categoría a Concejales, Juntos alcanzó el 43,5% de los votos con Leandro Ugartemendia a la cabeza, dejando en segundo lugar al FDT con el 32,8%, que puso como principal candidata a Leticia Guerrero, actual la Subsecretaria de Relaciones con la Comunidad. Son 11 puntos menos que el oficialismo local necesitará para revertir la elección de noviembre.

Si algo dejó en claro esta elección es que con “vacunar, vacunar y vacunar” a la gente no le alcanza. Y Morón es el ejemplo más concreto. El municipio que mejor articuló el plan de inoculación contra el Covid-19 llegó al domingo con el 83% de la población con al menos una dosis (ver nota acá), y sin embargo sufrió una dura derrota en manos del macrismo. Bolsillo mata todo, incluso a las vacunas.

Como si fuera poco, en el municipio caracterizado por tener un electorado progresista, la derecha más dura quedó en tercer puesto, desplazando al Frente de Izquierda Unidad (FIT-U). José Luis Espert con Avanza Libertad llegó al 6,8% en la categoría a concejal, donde impulsa a Néstor Zárate, que si consigue dos puntos más en noviembre podría hacerse un lugar en el HCD.

El eje Hurlingham – Ituzaingó

El escenario en ambos distritos terminó la noche en un clima de alivio para los oficialismos locales. En Hurlingham parecía que Juntos con Lucas Delfino a la cabeza se imponía, pero a último momento la situación se revirtió. El FDT, con Viviana Lodos como principal candidata, llegó al 37% por sobre el 36,6% que alcanzó el macrismo, lo que configura en términos electorales un “empate técnico”.

Lo mismo ocurrió en la pelea por el tercer puesto: el FIT-U alcanzó el 5,8% de los votos en la categoría a concejal; mientras que Vamos con Vos llegó al 5,7%; quedando último Avanza Libertad con el 5,2%. El empate entre estas tres fuerzas dan cuenta de un escenario muy polarizado en Hurlingham, donde los que quieran un tercer lugar deberán hacer una tarea fina de militancia territorial.

En Ituzaingó la derrota del oficialismo local no fue tan grande como se preveía en un primer momento. Juntos, con Gastón Di Castelnuovo a la cabeza, llegó en total a alcanzar el 40,5% de los votos, dejando en segundo puesto al FDT con el 36,2% con Pablo Piana como principal candidato.

Son menos de 4 puntos que necesita para noviembre el armado del intendente Alberto Descalzo. El trabajo ahora estará centrado en salir a convencer a los votantes de los partidos que quedaron afuera, como Republicano Federal, Unión por Todos o Federal (suman 2,5%) y convocar a cerca de un 5% del padrón que en las generales participa y ayer no votó. Por otra parte, buena elección para el FIT-U que se consolidó como tercera fuerza con el 6%, aunque para soñar con una banca necesitará casi 3 puntos más en noviembre.

Tres de Febrero: Valenzuela sigue invicto

La lista de Juntos que promueve el intendente Diego Valenzuela, con Hernán Lorenzo como primer candidato a concejal, obtuvo un 44,1% contra el 33,4% de la lista que tiene como principal figura a Juan Debandi, del FDT. Una primera lectura que hacen desde el peronismo es que achicaron la diferencia de la elección legislativa de 2017, cuando el macrismo les ganó por más de 14 puntos. Anoche la diferencia fue del 9%.

Sin embargo, Valenzuela salió rápido a pensar en el segundo golpe mientras el FDT intenta recuperarse: “marcamos un camino muy importante que nos va a conducir a recuperar la provincia de Buenos Aires y poner en agenda nuevamente los temas que le importan a los bonaerenses como son el laburo, la educación y la seguridad”.

El tercer puesto en Tres de Febrero tiene dos visiones muy opuestas. El FIT-U llegó al 5,6% mientras que Espert y Avanza Libertad conquistó el 5,2%.

San Martín: Katopodis y Moreira confían en revertir los resultados

Si bien la performance fue mejor que la del 2017, donde Unidad Ciudadana perdió por más de 8 puntos con el macrismo, anoche en San Martín confiaban en tener cifras más similares a las de la elección del 2019. Sin embargo, Juntos llegó al 39,8% en la categoría a concejales con Andrés Petrillo como principal figura, dejando en segundo lugar al FDT y Nancy Cappelloni que llegaron al 35,3%.

Esta mañana el primero que habló fue el intendente, Fernando Moreira, quien escribió en su cuenta de Twitter: “Vamos a continuar con el compromiso de siempre redoblando esfuerzos para seguir trabajando por #LaCiudadQueQueremos“. Necesitan 4 puntos (cerca de 10 mil votos) para revertir la situación.

El FIT-U logró consolidarse como tercera fuerza también en San Martín, donde llegó al 6,1% de los votos.

La Matanza, Moreno y Merlo: el peronismo de siempre y la Izquierda que sueña con una banca

En un escenario como La Matanza, donde el peronismo le volvió a ganar por casi 20 puntos al macrismo, la principal novedad está en el tercer puesto, donde el FIT-U alcanzó el 7,4% en la categoría a concejal conquistando la mejor elección de su historia en el distrito. Ahora el esfuerzo estará centrado en contar con el 0,9% del Nuevo Mas y así asegurarse una banca en el HCD.

En Merlo la victoria del peronismo no fue tan abultada como decían los boca de urna. Finalmente el FDT con Karina Menéndez como principal candidata a concejal se impuso con el 39,9% de los votos por sobre Juntos, que llegó al 28% con David Zencich como primer candidato para el HCD. Pero aquí nuevamente los grandes “ganadores” están en la Izquierda, que con el FIT-U alcanzaron el 8,7% de los votos. Si repiten en noviembre, tendrán su banca propia.

Moreno es el municipio históricamente peronista donde la diferencia con el macrismo fue menor y enciende luces de alarma. El FDT se impuso con el 38% por sobre el 30% de Juntos. En paralelo, el FIT-U conquistó el 7,8% de los votos, lo que lo posiciona muy bien de cara al 14 de noviembre.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: