El municipio explicó el motivo del desalojo a los feriantes de Catán: «estamos tratando de evitar contagios»

Desde la Subsecretaría de Planificación Operativa y Control Comunal, Daniel Feity aseguró a No Ficción que "se trata de vendedores ambulantes" y que avisaron "muchas veces que no podían estar ahí".

por
por

Al cumplirse tres semanas del desalojo de la feria de la estación González Catán, desde el municipio de La Matanza rompieron el silencio y dieron explicaciones de lo sucedido. Tras la movilización de los trabajadores al palacio municipal pidiendo soluciones, desde la Subsecretaría de Planificación Operativa y Control Comunal explicaron: «estamos tratando de evitar los contagios».

Así lo expresó en diálogo con No Ficción, Daniel Feity, jefe de Gabinete de asesores de la Subsecretaría de Planificación Operativa y Control Comunal, quién además aseguró que «el ejecutivo local no quiere dejar sin trabajo a la gente, menos en este momentos, pero está priorizando la salud». El conflicto con los feriantes estalló el 3 de julio a la madrugada, cuando personal municipal y la policía Bonaerense retiraron los puestos de venta.

Feity defendió el accionar argumentando que en esa zona «no había puesteros, eran vendedores ambulantes que se instalaron hace muchos años ahí». El lugar de conflicto es el predio ubicado en Ruta Provincial N° 21 y las vías del Ferrocarril Belgrano Sur, donde los feriantes aseguran que el municipio quiere llevar un emprendimiento privado. «Es imposible, es un terreno que pertenece a trenes», esgrimió el funcionario.

Sobre la actividad que ejercían los trabajadores, el asesor expresó que «es algo que está prohibido por ordenanza y que con la pandemia se vuelve más grave. Y el problema con los vendedores es que hay riesgos de contagio, no respetan la distancia social y estamos tratando de evitar el embudo», enfatizó Feity. Consultado sobre el desalojo, realizado por la Bonaerense de noche, aseguró: «muchísimas veces les avisamos que no podían estar ahí».

En ese sentido, el jefe de asesores de la Subsecretaría de Planificación Operativa y Control Comunal argumentó que el desalojo se hizo de noche «porque hay vendedores de comida, que tienen garrafas, y eso es peligrosísimo. De día no se podía hacer». Y aseguró no saber «de quienes son los puestos retenidos, pero muchas veces no son de vecinos de La Matanza».

PARA DESPUÉS DE LA PANDEMIA

Consultado sobre una solución concreta para los trabajadores, Feity reconoció que eso sería «después que pase todo esto (por la pandemia). El municipio tiene 12 ferias autorizadas y hay un anteproyecto para habilitar 12 más. Pero lo tiene que aprobar el Concejo Deliberante y luego el Ejecutivo». Todo indica que por ahora no habrá soluciones concretas para los vendedores.

Por último, Feity le respondió al Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, quien le envió una carta al intendente Fernando Espinoza manifestando su «preocupación y rechazo a las medidas adoptadas como el desalojo violento a los feriantes».

«Acá no hay nada que esté en contra de los Derechos Humanos, sí estamos en contra de la pandemia, los contagios y de una manera de trabajo que no es legal, muchas veces les pedimos que se retiraran» alegó el funcionario. Ahora resta esperar si habrá reunión con los trabajadores o todo se encamina en un nuevo plan de acción.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: