El conductor del Corsa rojo confesó que conoce al otro detenido del picódromo de Esteban Echeverría

De la declaración de uno de los acusados se desprende que el domingo fatídico, ambos automovilistas se encontraron de casualidad en la Ruta 21 y que uno de ellos invitó a correr al otro.

por
por

La investigación de la picada mortal de Laferrere, que terminó con la vida de un nene de 6 años, avanza a paso firme. Fuentes judiciales informaron a No Ficción que el chofer del Corsa aceptó declarar frente al Fiscal Fernando Garate y reconoció que «conoce al otro acusado de correr en el Picódromo de Esteban Echeverría».

Se trata de Nahuel Olivera, de 22 años, quien ayer por la tarde explicó que «se encontraron (con el conductor del Vento, Alexis Escribanti, de 24) en un semáforo, sobre la Ruta 21, y que éste le hizo señas como para querer correr porque la ruta estaba por un par de cuadras vacía«, confió un investigador con acceso al expediente.

Olivera aseguró frente al fiscal que «iba a 60 kilómetros por hora». Sin embargo, en las imágenes que analiza la justicia se puede ver a ambos automóviles recorrer la ruta a alta velocidad. Por otra parte, los peritos habrían detectado que tanto el Corsa como el Vento estaban preparados para correr.

Según el peritaje realizado sobre el cruce de la Ruta 21 y Soldado Sosa, el Vento hizo una maniobra derecha a izquierda que bloqueó al Corsa, y el Corsa terminó impactando a un Fox que venía circulando de forma correcta. Este último terminó chocando a la familia de Tahiel.

Por otra parte, las fuentes confirmaron que Escribanti, quien se dio a la fuga tras el hecho y fue capturado ayer, se negó a declarar. Ambos conductores están acusados por el delito de “homicidio con dolo eventual” y de ahora en más estarán a disposición de la Fiscalía de Homicidios Dolosos de La Matanza.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: