Detuvieron a un adolescente por haber participado en el robo a una embarazada que luego perdió el bebé

La policía investiga a una banda que se dedica al robo y venta ilegal de autopartes en La Matanza.

por
por

Un adolescente de 16 años fue detenido por haber participado del robo a una embarazada que derivó en la pérdida del embarazo, producto de la violencia ejercida durante el asalto.

El miércoles 12 de agosto, Nadia Riveros, de 22 años y embarazada de cinco meses, fue asaltada cuando se dirigía al hospital junto a su madre Romina, en Isidro Casanova, La Matanza. Durante el robo, Nadia recibió fuertes golpes que incluyeron culatazos en la cabeza, mientras que Romina recibió un disparo en un tobillo. Menos de una semana más tarde, el martes 18, Nadia perdió el embarazo.

El caso tomó notoriedad pública y este sábado cayó un sospechoso. Se trata de un menor, de 16 años, que fue detenido en el barrio San Carlos, de La Matanza. Una gorra fue clave para la detención, ya que fue reconocida por las víctimas del asalto.

Los informantes a cargo de la investigación agregaron que en el mismo lugar se detuvo a otro individuo que se dedicaba al desguace de autos robados, pero no está claro si participó en el robo a Nadia y Romina.

La gorra en cuestión, secuestrada en el allanamiento, es una visera color negra. También se encontraron cuatro puertas de un Fiat Siena, con pedido de secuestro activo por robo automotor, tres tapas de baúl de VW Bora, cuatro puertas capot y tapa baúl de Citroën C3, tres puertas de Peugeot 208, dos puertas y tapa de baúl de Audi A3, entre otras partes de autos de distintas marcas y modelos, que luego serían vendidas en el mercado negro.

El joven detenido fue puesto a disposición de la Fiscalía de Responsabilidad Juvenil 2 de La Matanza, quien avaló lo actuado disponiendo su aprehensión y recaudos legales para su indagatoria, informó la agencia Télam.

El fiscal Gastón Bianchi, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del Departamento Judicial La Matanza, dispuso una serie de procedimientos para intentar hallar a los delincuentes que participaron del hecho y, en las próximas horas, recibirá la historia clínica de la joven para ver cómo fue la atención que recibió la víctima en el centro asistencial.

“Llamé a un remís, pero como tenían unos 40 minutos de demora le pedí a mi mamá que viniera para que me llevara porque me dolía mucho la panza”, contó la chica a la prensa y agregó: “Estaban armados y cuando vi que se acercaron a mi tío, que estaba del lado del conductor, pensé que le iban a hacer algo a él y le pego dos patadas en la cara e intento que se le caiga el arma, entonces ahí como que se calentó y empezó a tirar tiros”, relató  la joven.

“No me di cuenta que me pegó y cuando siento todo caliente, me miro y estaba chorreando sangre que no paraba”, afirmó Nadia, quien añadió: “Por suerte, el disparo a mi mamá no le tocó ningún hueso”.

Los asaltantes huyeron con el auto del tío que luego apareció abandonado en el barrio Villegas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: