Efecto pandemia: el 70% de los vecinos del Oeste no llega a fin de mes y tuvo que limitar sus compras

Son cifras del 13° Monitor del Clima Social que mide la situación en todo el AMBA y al que este medio pudo acceder a sus datos del GBA Oeste. El 62% de los entrevistados cree probable perder su trabajo en los próximos meses.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

El Centro de Estudios Metropolitanos (CEM) acaba de lanzar los datos del 13° Monitor del Clima Social, realizado a poco más de un año de desatarse la pandemia y donde se destacan las fuertes inseguridades laborales, económicas y alimentarias producto de la crisis del coronavirus. El informe se propone medir de manera periódica la situación social en todo el AMBA, pero en exclusiva No Ficción pudo acceder a las cifras de la Zona Oeste.

Según las encuestas realizadas en La Matanza, Morón, Tres de Febrero, Hurlingham, Ituzaingó, Merlo y Moreno, casi 7 de cada 10 vecinos (el 69% de los encuestados) tuvieron que limitar sus compras por la situación económica, mientras que el 18% dijo que en su caso no fue necesario y el 13% expresó que no lo sabe.

Esta situación impactó directamente en los vecinos del oeste a la hora de realizar las compras, ya que en otra de las consultas el 71% reconoció haber cambiado las marcas de los productos que compraba y el 10% aseguró que no tuvo que hacerlo. El resto optó por la opción “no sé”. Este medio ya había adelantado esta situación a fines de mayo cuando entrevistó al presidente de la Federación de Almaceneros de la Provincia de Buenos Aires (FABA), Fernando Savore.

“Esta maldita pandemia de alguna manera volvió a poner en valor a los comercios de cercanía. Las principales marcas han elevado demasiado los precios y eso hace que las personas busquen a las mal llamadas ‘segundas marcas’, que son productos de pymes locales. Pero no las conoce y no se quiere arriesgar. Ahí, entra el comerciante barrial, que te recomienda, sale mucho más barato, y si le gusta, lo sigue comprando”, decía el presidente de FABA. 

Por otra parte, el 59% de los encuestados reconoció que ellos mismos u otra persona en su hogar tuvo que disminuir la porción de las comidas porque no había suficiente dinero para comprar alimentos, mientras que el 37% dijo que no llegó a esa situación y un 3% eligió la opción “no sé”.

Además, el 32% de los vecinos de la Zona Oeste expresó que en el último año tuvo hambre porque no había suficiente dinero para comprar alimentos, pero un 66% manifestó no haber llegado a esa dramática situación. Y un 2% dijo no saber qué responder.

INDICADORES LABORALES

El 62% de los entrevistados cree probable perder su trabajo en los próximos meses, entre los que se encuentran los que lo ven como algo muy factible (34%) y algo posible (28%). Luego, el 15% de los encuestados dijo que es poco probable que pierdan su empleo, el 13% expresó que es nada probable y un 10% dijo no saberlo.

En ese marco, el 69% dijo que “no le alcanza el sueldo”, entre los que se encuentran en un 22% los que tienen grandes dificultades y un 47% los que dicen que tienen dificultades. Mientras que el 22% dijo que llega “justo”, el 6% que con lo que cobra está “bien y puede ahorrar” y el 3% eligió la opción “no sé”.

Teniendo en cuenta que es el primer Monitor del Clima Social en emergencia sanitaria, otra de las consultas fue sobre la situación laboral en comparación con el año pasado. El 39% dijo que está peor respecto al 2020, el 34% expresó que está igual, mientras que el 12% manifestó estar mejor y el 14% aseguró encontrarse mucho mejor (26% total por la positiva).

Además, el 74% de los encuestados aseguró que “alguien que vive en su hogar tuvo que buscar trabajo porque los ingresos no eran suficientes”, aunque el 22% dijo que eso no fue necesario y el 4% indicó no saber la respuesta.

Por último, del total de encuestados en la Zona Oeste al ser consultados por la situación económica actual del país, la mayoría opinó que es regular (32%), seguido por quienes consideran que es muy mala (31%) y solo mala (24%). Mientras que por otro lado el 6% cree que es muy buena, el 4% que es buena y el 2% dijo no saberlo.

Esta investigación fue elaborada por el CEM, que es un centro interuniversitario resultado de un acuerdo entre la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo, la Universidad Nacional Arturo Jauretche y la Universidad Nacional de Hurlingham. Desde el organismo consideraron “que gran parte de la población del AMBA continúa con fuertes inseguridades laborales, económicas y alimentarias” y aseguraron que “estos números serían mucho más negativos si el gobierno nacional no hubiese desplegado importantes políticas públicas para sostener el tejido social: IFE, ATP; Tarjeta Alimentar, Bonos, Repro 2, etc”.

La investigación se realizó a través de entrevistas telefónicas realizadas con sistema IVR a teléfonos fijos y teléfonos celulares. Esta treceava entrega cuenta con un total 2037 casos, divididos en 1066 casos a teléfonos celulares y 971 casos a teléfonos fijos. La muestra se tomó entre el 17 y el 20 de abril de 2021.

Las cifras generales de todo el AMBA

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: