Efecto pandemia: la vuelta a hacer las compras en el almacén de barrio

La caída del poder adquisitivo y las restricciones sanitarias renovaron la confianza del vecino en el comerciante local.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

En los últimos días, el Indec difundió un informe en el cual se advirtió una fuerte caída en las ventas en supermercados. La baja fue del 8,8 por ciento, entre marzo de 2020 y mismo mes del 2021.

Las razones pueden ser múltiples. La principal es la debacle del poder adquisitivo de las familias en los últimos años. Otra razón es el “efecto pandemia”, a partir del cual los almacenes y comercios de cercanía comenzaron a recuperar algo de terreno frente a los grandes hipermercados.

El presidente de la Federación de Almaceneros de la Provincia de Buenos Aires (FABA), Fernando Savore, explicó el fenómeno a No Ficción: “Esta maldita pandemia de alguna manera volvió a poner en valor a los comercios de cercanía. Por un lado, al estar ajustadas de dinero, las familias están dejando de hacer compras mensuales o quincenales y se vuelcan más a la compra semanal o diaria, que se hace en los comercios barriales”, apuntó.

“Por otro lado, volvió a tener relevancia la confianza en el vendedor de barrio, que te conoce. Las principales marcas han elevado demasiado los precios y eso hace que las personas busquen a las mal llamadas ‘segundas marcas’, que son productos de pymes locales. Pero no las conoce y no se quiere arriesgar. Ahí, entra el comerciante barrial, que te recomienda un producto pyme, que sale mucho más barato, y si le gusta, lo sigue comprando. Además, la gente tiene miedo de contagiarse y no tiene interés en meterse en un súper”, relató.

Otro factor clave en el fenómeno son las “compras pactadas” que comenzó a hacerse de manera oficial en el distrito de Morón. “Yo tengo en mi celular el contacto de 1.700 clientes. Acordar la compra y la entrega de antemano, con un par de mensajes, ayuda mucho a evitar el contacto físico y por ende el riesgo de contagio. Ahora, las compras pactadas se expandieron y se hacen en muchas provincias”, destacó el comerciante.

Savore es también titular de la Federación en Morón, Hurlingham e Ituzaingó. “Es muy positivo trabajar con intendentes como Lucas Ghi, Alberto Descalzo y Juan Zabaleta. Siempre están dispuestos a escuchar nuestras propuestas. De hecho, así nació compras pactadas. Tenemos siempre la intención de avanzar en el fortalecimiento de las pymes locales, que es lo que hace a la economía de nuestros barrios”, continuó.

“Tuvimos que pensar muy rápido cómo reorganizarnos ante esta pandemia y todo lo que conlleva. Vemos a este fenómeno como algo muy positivo porque renovó la relación y la confianza del vecino y la vecina con el comerciante barrial de cercanía”, subrayó.

Uno de los puntos en contra que solían tener los comercios barriales es que el efectivo era el único medio de pago, en general. “En este año y pico -analizó Savore-, cambiaron mucho las cosas. Hay una ley que obliga a contar con terminal electrónica y la mayoría de los comercios las hemos adoptado. Desde la FABA trabajamos en acuerdos con bancos y prestadoras de terminales para que todos estemos adaptados”.

En ese sentido, graficó: “Hace un año y medio, los pagos con plásticos en nuestros comercios representaban al 20% del total. Hoy, son el 50%”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: