Convocan a un escrache en Villa Ballester por un vecino que torturó y mató a su perro

La familia del acusado asegura que es un paciente psiquiátrico, pero los vecinos advierten que está solo y es peligroso.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

Su dueño le extirpó los testículos, le hizo un tajo en el estómago que dejó expuestos sus órganos, le hundió el cráneo y le dejó el ojo derecho estallado. El dogo fue atendido horas más tarde en una veterinaria, pero pese a los esfuerzos de los especialistas no lograron salvarle la vida.

Los vecinos de Villa Ballester, en el partido de San Martín, fueron alertados por el llanto del animal, provenientes de la casa de A. M., ubicada en la calle 11 de Septiembre al 5.200. Fernando Pieroni, defensor de animales, contó a No Ficción: “Esto ocurrió el lunes al mediodía, cuando los vecinos comenzaron a escuchar los gritos del perro. Llamaron al 911 y a la comisaría, pero les dijeron que no podían hacer nada. A la noche, logran que vaya un patrullero después de insistir. Apenas este hombre abrió la puerta el perro salió corriendo”.

Según consta en la denuncia policial, los efectivos trasladaron a A. M. al Hospital Castex, a partir de un oficio policial que poseía la madre del acusado, quien a su vez permitió a los policías el ingreso a la vivienda.

Los familiares del acusado advierten que se trata de un paciente psiquiátrico, pero los vecinos aseguran que “está solo, nadie se hace cargo, está armado y es peligroso”.

Proteccionistas de animales ingresaron más tarde a la vivienda y llevaron al perro a la veterinaria Panda en Ruiz Huidobro al 4.700, en el barrio porteño de Saavedra, donde finalmente murió.

“Este tipo ya es conocido en el barrio porque tiene problemas psiquiátricos, vive solo y su familia no hace nada. Viendo lo que hizo está claro que debería estar internado. Tiene varios problemas, ha amenazado a la gente con cuchillos y le grita a la gente”, advirtió Pieroni.

Esta misma noche, a las 21, se convocó a una manifestación en la puerta de la casa del acusado. “La movilización la hacemos para que se tome cartas en el asunto, porque está claro que este tipo no puede estar suelto, disfrutó con lo que le hizo al perro, y su familia no hace no hace nada. La movilización es para pedir que lo internen, porque él ya estuvo internado y no sabemos por qué salió. Los vecinos están asustados”, finalizó el proteccionista de animales.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: