Colegio French Ramos Mejía: “hace un mes que no hay respuestas, la incertidumbre es total”

Lo expresó a este medio una de las directoras del colegio. El lunes habrá una nueva movilización tras cumplirse un mes del anuncio del cierre. Los padres resisten, pero ante la llegada de fin de año temen quedarse sin matrículas para sus hijos.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

A poco más de un mes del anuncio del cierre del Instituto French de Ramos Mejía, la comunidad educativa se movilizará para exigir respuestas concretas para los docentes, auxiliares, padres y alumnos sobre las fuentes de trabajo y las matrículas de los chicos ante la llegada del fin de año. Los representantes legales alegan que las deudas en las cuotas por la crisis del Covid-19 hacen insostenible a la institución con 56 años de historia.

El encuentro está pautado para las 18 horas del lunes 30 de noviembre (iba a ser este miércoles, pero se suspendió por la muerte de Diego Maradona) en la esquina de las calles French y Segunda Rivadavia, a metros de la estación Ramos Mejía, en La Matanza. Según informaron los docentes, “la matriculación sigue cerrada, pedimos ayuda a la Provincia de Buenos Aires” pero “hace más de un mes no hay respuestas”.

La directora de la Secundaria, Marisol Linares, explicó a este medio: “estamos igual, esperando respuestas. Según nos dicen los propietarios siguen en negociaciones con posibles compradores, pero a más de un mes de todo esto hay una incertidumbre de los padres, que nos quieren hacer el aguante, pero tienen que matricular a sus chicos en alguna escuela“.

Florencia enviaba a sus tres hijos al French y ante la incertidumbre decidió cambiarlos: “los matriculé en otra escuela, porque no hay novedades. Hay un montón de padres esperando. Pero nadie sabe nada, es desesperante. La semana que viene tenemos reunión con la directora de primaria para ver cómo terminamos el año pero nada vinculado a la continuidad del colegio. Es una pena, porque a los chicos se los puede reubicar, pero ¿los docentes o auxiliares?

Linares no ocultó su angustia por la situación y graficó como son estos días: “no tenemos una definición. Para los profes es cada vez más cuesta arriba, porque tenemos que sostener a los chicos y las familias. El ciclo lectivo se está terminando, nos estamos despidiendo de los alumnos y no sabemos cómo continuaremos. La incertidumbre es total en cuanto a la continuidad laboral”.

Consultada por las definiciones por parte de los representantes legales, la directora del Secundario precisó: “no nos han despedido, pero tampoco están matriculando. Es angustiante. Ingresamos a las aulas virtuales con los chicos, y ellos te dicen que no lloremos, que ellos quieren seguir en la escuela. Pedimos que la Provincia de Buenos Aires nos de una mano”.

El 12 de noviembre pasado el Concejo Deliberante de La Matanza aprobó una ordenanza que declaró de interés público municipal y educativo al Instituto French y al predio que ocupa en Ramos Mejía, y de esta forma buscó evitar un posible negocio inmobiliario detrás del cierre de la escuela. Sin embargo, poco se sabe de las autoridades provinciales.

Este medio intentó tener definiciones por parte de la Dirección de Educación de Gestión Privada (DIEGEP), a cargo de Marcela Cabadas, pero al momento de la publicación de esta nota no obtuvo respuesta. Lo mismo ocurrió con las familias Ruggiero y Maddalena, titulares del Instituto French, quienes siguen en silencio.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: