Bomberos de La Matanza: de ser el primer cuartel con escalera mecánica, a la trágica mañana del domingo

La unidad que fue orgullo de Latinoamérica en los años 70' quedó fuera de servicio hace 25 años. ¿Por qué no funciona? ¿Puede repararse? ¿Cuánto cuesta una nueva?

por
por

La tragedia de Ramos Mejía, donde fallecieron tres vecinos, redimensionó el debate sobre el financiamiento de los Bomberos de La Matanza. Es que los oficiales hace más de dos décadas no pueden utilizar su unidad con escalera mecánica, por lo que deben ser asistidos por cuarteles de municipios vecinos. La historia no es nueva, pero el domingo quedó al descubierto cuando los sobrevivientes del incendio en Av. San Martín al 1400 debieron esperar media hora en los balcones.

Gustavo Cid, presidente del Cuerpo de Bomberos de La Matanza, fue consultado por No Ficción sobre la historia de la escalera mecánica que hoy está inoperativa, y contó que la misma «fue adquirida en los setenta, en la época dorada del cuartel, lo que permitió que seamos los primeros en tener escalera mecánica y ser de los cuarteles más importantes de Sudamérica».

Se trata de la unidad escalera Magirus Deutz, modelo 1971, de origen alemán y con 32 metros de longitud, ideal para rescates en altura. La marca fue creada en 1860 exclusivamente para coches contra incendios, y según el portal Transporte Mundial, «en Argentina se hizo fuerte en los años 1960, cuando se inició la producción de los camiones en una planta de Haedo». Luego, en 1975 fue absorbida por la marca Iveco.

Sin embargo, a mediados de los años noventa, la escalera comenzó a presentar fallas y desde entonces no sale a la calle. «Hace 25 años que comenzó a entrar en emergencia, que es cuando necesita recambios. A partir de eso, por un tema de seguridad, la dejamos fuera de servicio, porque no había fondos para repararla», explicó Cid.

En aquél momento la opción era reparar la unidad, pero los repuestos que había que cambiarle salían más caros que comprar otra escalera, usada, pero en buenas condiciones. «Desde entonces no tenemos este elemento y se lo pedimos a los bomberos de municipios vecinos, y lo ideal sería comprar una nueva ya que vienen con otra tecnología», explicó el presidente de Bomberos de La Matanza.

Sin embargo, sumergidos en una crisis de deudas, se hace imposible pensar en comprar una nueva. Cid lo graficó de la siguiente manera: «lo que es una escalera nueva, traída del exterior, está cotizando cerca de 900 mil dólares. Hay opciones de 300 mil dólares de escaleras usadas en perfectas condiciones. Pero son cifras que hoy la institución no puede pagar».

¿Qué hacer hoy entonces con la unidad 1971, ya casi devenida en una reliquia? «Lo que sí se puede hacer es desmontar la escalera y convertirlo en autobomba, es un plan que tenemos en carpeta, pero también dependemos de contar los fondos», manifestó Cid.

La tragedia de Ramos Mejía dejó al descubierto la difícil situación de los Bomberos de La Matanza, que lidian entre la posible venta del cuartel, la imposibilidad de pagar las deudas y, ahora, la ausencia de elementos indispensables como una escalera móvil. Por eso esperan que las reuniones con Nación, Provincia y Municipio continúen por la senda de más recursos para combatir los incendios.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: