VIDEO | San Justo: un cliente borracho mató a un almacenero a puñaladas y con un nunchaku por una latita de cerveza

El hecho ocurrió el sábado, en la calle Parral al 3400, entre Pampa y Derqui. todo quedó registrado por una cámara de seguridad. IMAGENES SENSIBLES.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

Un comerciante de San Justo, en La Matanza, fue asesinado de varias puñaladas por un cliente que lo atacó en estado de ebriedad y que luego del crimen robó dos vehículos para intentar escapar, aunque finalmente quedó detenido.

El hecho ocurrió el sábado, en la calle Parral al 3400, entre Pampa y Derqui, cuando personal de la comisaría 1ra y del Comando de Patrullas fueron desplazados al lugar tras un llamado al 911. Al arribar a la escena, los efectivos hallaron a un hombre, identificado como Silvestre Reynaldo Quiroz, almacenero de 35 años y de nacionalidad boliviana, tendido en la calle y herido de arma blanca.

Fuentes policiales aseguraron a Télam que por dichos de un testigo y del análisis de las cámaras de seguridad de la zona se estableció que un joven de 29 años, identificado como Matías Andrade, en estado de ebriedad, había ingresado al local de Quiroz y luego intentó escapar sin abonar una bebida alcohólica que le había comprado.

“El motivo de la discusión se habría iniciado por una latita de cerveza”, aseguró a Télam una fuente con acceso a la causa. Por ello, el comerciante primero recibió varios golpes en la cabeza con un nunchaku, un elemento utilizado en las artes marciales y luego fue apuñalado con un cuchillo en su cabeza y otras partes del cuerpo.

Según las fuentes, Quiroz fue trasladado de urgencia al Hospital Balestrini de Ciudad Evita donde fue intervenido quirúrgicamente y falleció producto de las heridas recibidas.

En tanto, poco después del crimen, la Policía detuvo a Andrade como acusado no solo del crimen sino de haber robado en su huida un Volkswagen Suran color negra, el cual abandonó a las pocas cuadras. En su interior, la policía halló la cuchilla que se cree que el sospechoso utilizó para apuñalar al comerciante, indicaron los voceros.

Al joven también se lo acusó de robar un segundo vehículo, un Renault Megane, con el que intentó continuar la fuga, aunque finalmente lo apresaron efectivos de la Subestación de Policía de La Matanza tras un operativo cerrojo en el barrio San Alberto.

Voceros judiciales señalaron que el detenido fue puesto a disposición del fiscal Gastón Bianchi, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 descentralizada de San Justo, ante quien se negó a declarar en su indagatoria en la que fue acusado de los delitos de “homicidio agravado criminis causae” y “robo calificado por el uso de armas (2 hechos)”.

En tanto, al confirmarse el deceso de la víctima en las últimas horas, la causa pasó a la fiscalía especializada en Homicidios de La Matanza, del fiscal Marcos Borghi, al tiempo que se espera que mañana se realice la operación de autopsia al cuerpo de Quiroz.

EL RELATO DE LA ESPOSA DEL ALMACENERO

En una concentración realizada esta mañana por familiares y vecinos, a pocos metros de donde Quiroz fue asesinado, su esposa Hilaria relató a Crónica que el agresor le pegó en la cabeza” a su marido y que, cuando él intento escapar, “lo siguió”.

“Mi nena chiquita vio todo cuando le pegó con el nunchaku. Quise salir a ayudarlo pero mis hijas querían salir conmigo, mientras tanto él estaba acuchillándolo”, detalló la mujer.

La viuda indicó que ella encontró a su marido “tirado en el piso”, rodeado de “mucha gente, pero no estaba la ambulancia”. Y agregó: “Mi marido estuvo más de 15 minutos tirado, no vino la ambulancia. Lo llevaron entre mi cuñado y un vecino.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: