Valenzuela: «Hay que trabajar con el gobernador y el presidente que votaron los argentinos»

El intendente de Tres de Febrero expresó que Cambiemos debe "hacer autocrítica y repensarse" como fuerza política y que no es momento "de hablar de candidaturas definitivas sino de gestionar".

por
por

El intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, sostuvo en diálogo con la Agencia Télam que está en una «tesitura antigrieta», reafirmó su «pertenencia a Cambiemos» y aseguró que hay que «ser mejores para ganar la próxima elección, pero no en base al fracaso del otro».

El historiador y periodista que llegó a la política de la mano del PRO aseguró que «hay que trabajar con el gobernador y el Presidente que votaron los argentinos», y consideró que su partido debe aprovechar este año no electoral para «hacer autocrítica y repensarse» como fuerza política.

Valenzuela también juzga necesario construir «una dirigencia fuerte» bonaerense para generar candidaturas que no sean «producto de un acuerdo nacional o capitalino» y expresó que lo moviliza «la recuperación de la viabilidad de la provincia» del Buenos Aires.

El intendente, alineado en el PRO, consideró que los partidos deben crear para las próximas elecciones «una alternativa política que surja de la provincia». «Los últimos gobernadores han sido producto de un acuerdo nacional o capitalino; pensamos que ya hay que ponerse los pantalones largos», afirmó.

En las filas de Cambiemos señaló como referentes bonaerenses de esa mirada al actual diputado Cristian Ritondo, al senador Esteban Bullrich y al ex diputado Emilio Monzó, además de la ex gobernadora María Eugenia Vidal.

«Me moviliza mucho la recuperación de la viabilidad de la provincia; eso incluye la construcción de una dirigencia fuerte», marcó. Y consideró que luego de eso, podrá comenzar el debate sobre «cuestiones institucionales, como el enorme tamaño e hipertrofia de la provincia».

Descentralización y coparticipación bonaerense

Valenzuela es partidario de dividir la provincia para su mejor gobierno y administración, y resaltó el papel del radicalismo y la Coalición Cívica en ese camino. «Hay que lograr descentralizaciones y la autonomía de los municipios, que no la tenemos por Constitución», sostuvo.

Además, se quejó por «un reparto de recursos que penaliza a los distritos que tienen más población y más densidad poblacional» y cuestionó que «solamente un tercio del Fondo del Conurbano se coparticipa, porque el resto se lo queda la provincia».

Valenzuela contó que fue el primer intendente en recibir la visita del presidente Alberto Fernández, cuando en diciembre le avisaron que recorrería una pyme del Municipio. «¿Cómo no iba a ir si Tres de Febrero tiene corazón pyme y esa es mi agenda?», planteó.

También relató que la última semana la vicegobernadora Verónica Magario lanzó en su distrito, junto al ministro de Desarrollo Social, Daniel Arrollo, la Tarjeta Alimentar en esa localidad.

«Tuvimos (con Magario) una conversación de casi una hora en mi despacho y hablamos de la tarjeta alimentaria que ya teníamos en el Municipio, que mejora la situación de mil familias», repasó.

Críticas y consensos con el Frente de Todos

El intendente se mostró entusiasmado con la Tarjeta Alimentar, que repartirá 54 millones de pesos en Tres de Febrero. «Eso va a tener un impacto en la movilización de la economía» en los comerciantes del distrito, aseguró, pero aclaró que todo su diálogo a nivel nacional y provincial «no implica no plantear críticas en otros temas, como la reforma impositiva».

«Tenía que haber una ley de consenso como la que salió, sin enojos, porque la democracia es así: la gente votó tanto a Axel Kicillof en la gobernación como a una mayoría de Cambiemos en el Senado», reseñó sobre la ley que finalmente se aprobó por consenso en la Legislatura bonaerense.

En esa línea, marcó que Cambiemos gobierna 61 distritos de los 135 de toda la provincia. «Si alguien piensa que se puede gobernar de espaldas a 61 municipios por el hecho de ser de otro partido, creo que se equivoca», concluyó.

Con una pulsera con los colores de la bandera y un dibujo de las islas Malvinas que le regaló un grupo de ex combatientes del distrito, Valenzuela recibió a Télam en su despacho del municipio, donde ya hace más de 4 años desbancó al peronista Hugo Curto.

– Valenzuela, ¿cómo es pasar a ser intendente opositor?

– Es una experiencia desafiante porque nos obliga a más diálogo. Uno jugaba más de memoria con los equipos provinciales y nacionales. Pero cuando la democracia habla es sagrada. El desafío es buscar los acuerdos en base a lo que votó la gente. Yo estoy convencido de que hay que trabajar con el gobernador y el Presidente que votaron los argentinos. No puede haber una diferencia partidaria a la hora de la gestión. Creo que di pasos en esa línea con una tesitura antigrieta, en la que me propongo criticar cuando vea algo que no me gusta y también apoyar aquellas cosas que pueden ser beneficiosas.

– ¿Usted es el único «antigrieta»?

– No. Creo que con Horacio Rodríguez Larreta y con los intendentes que trabajamos juntos en Cambiemos coincidimos, aunque con matices. La elección ya pasó. Hay que buscar la mejor relación posible con los gobiernos nacional y provincial. Y no se puede gobernar solo para los que nos votaron. Hay que sumar y no restar, y no ser rehenes de la competencia electoral.

– ¿Hay posibilidad de algo similar a lo que fue el radicalismo K en su momento?

– Yo no veo eso. Cualquier gesto de acompañamiento o acercamiento es siempre en base a la gestión. Estamos consolidando Cambiemos como alternativa al gobierno actual, pero sin tirar piedras por todo. La manera de volver al Gobierno no es que a ellos les vaya mal. Tenemos que ser mejores para ganar la próxima elección, pero no en base al fracaso del otro. Tengo una pertenencia clara a Cambiemos, así como tengo críticas sobre cómo trabajamos, el método político, las prioridades, los equipos que se armaron en estos años. Pero mi mirada es para enriquecer y veo que hay permeabilidad en Cambiemos para escuchar.

– Cambiemos criticó varias medidas de este Gobierno y apoyó otras. ¿Usted qué opina?

– Creo que el Presidente está buscando estabilizar y ordenar la economía; no patear el tablero, sino hacerlo con equilibrios. La más fácil era declarar el default, poner al país otra vez en una situación de descrédito internacional y de ahí recuperar recursos para hacer populismo. Ese no parece ser el camino y eso ya me parece una buena señal. Después hay temas como los cambios en las jubilaciones que me presentan dudas. Pero el objetivo de la reactivación es de todos y hay que ayudar. Macri hizo un enorme esfuerzo en ese sentido y se había empezado a lograr hasta que vino la crisis de 2018.

– ¿Cómo quedó Cambiemos después de perder las elecciones?

– Estamos en un proceso de evaluación, reconstrucción y de fortalecer esta alternativa que tuvo un apoyo popular que ronda el 40% en Nación y provincia. Tenemos que aprovechar este año que no es electoral, un poco para hacer autocrítica, que es imprescindible, y otro poco de repensarnos.

– ¿Bajo cuál liderazgo?

– Es momento de que florezcan mil flores, con referencias ineludibles como el ex presidente (Mauricio Macri) y la ex gobernadora (María Eugenia Vidal), pero también a los gobernadores y los intendentes, los líderes legislativos, o Patricia Bullrich que hoy está al frente del desafío de renovar el PRO. ¿Cómo soslayar una persona como el radical Alfredo Cornejo? ¿O no ver lo que hizo Rodríguez Larreta, que en vez de expulsar, sumó e incorporó a Martín Lousteau?. No es momento de hablar de candidaturas definitivas sino de gestionar. Pero hay que consolidar una alternativa electoral porque es bueno para la Argentina.

También podés leer:

Gestos de apoyo de Valenzuela al plan automotriz lanzado por Alberto Fernández

Guiño de Valenzuela a Kicillof por la Ley Impositiva: «Es un gobierno que está empezando, hay que cuidar la Provincia»

Tres de Febrero: Valenzuela dio vuelta la elección gracias al efecto tijera

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: