Una caravana de bomberos y policías acompañó a la familia del comandante Vázquez hasta el cementerio de Morón

por
por

Luego de hacer sonar las sirenas en homenaje a los bomberos caídos, alrededor de las 11:30 del jueves, una caravana de camiones de bomberos y una Guardia de Honor, a cargo de la policía motorizada de la Ciudad, acompañaron a los familiares y allegados del Comandante Director Ariel Gastón Vázquez, de la Compañía de Planeamiento Desarrollo, hasta el Cementerio de Morón, donde despidieron sus restos. El bombero era vecino de Hurlingham, tenía dos hijos de 16 y 19 años, y falleció junto a su compañero, el subcomisario Maximiliano Firma Paz, de la Estación VI Villa Crespo.

En la noche del martes, se produjo un voraz incendio en una perfumería Pigmento de la avenida Corrientes al 5.200, entre Scalabrini Ortiz y Malabia. Posteriormente, se produjeron dos explosiones y un derrumbe. Vázquez y Firma Paz fueron los primeros en llegar y murieron en la primera explosión.

Vázquez llevaba 25 años en la Fuerza, ingresó en 1995 como cadete en los bomberos de la Policía Federal, después pasó a la Ciudad. Maximiliano entró a los bomberos en 1997 e integró el Grupo Especial de Rescate.

El bombero falleció en el incendio de la perfumería de Villa Crespo, junto a su compañero Firma Paz.

Las autoridades permitieron despedir los restos de Vázquez en una casa velatoria de Morón porque no murieron por Covid-19 y se tomaron rigurosos protocolos de seguridad. El intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, lo despidió en redes sociales.

El titular del SAME, Alberto Crescenti, recordó a Vázquez: “Ari era piloto de nuestro helicóptero; un fenómeno. Ellos son nuestros amigos y compañeros de trabajo”. En el mismo sentido, dijo a la prensa: “Es muy duro ver cuando cae un compañero y tener que levantarlo (…) Que Dios los tenga en el cielo”.

Altos funcionarios de la Ciudad de Buenos Aires como el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y el vicejefe, Diego Santilli, se hicieron presentes en el acto oficial de despedida, con el fin de “recordar a los compañeros que dejaron la vida cumpliendo con su deber”.

En el mismo sentido, el Jefe de Bomberos de la Ciudad, Juan Carlos Moriconi, expresó con emoción: “El aplauso de la gente es el verdadero reconocimiento de nuestro trabajo. Acá, estamos por una vocación y no dudamos en entregar la vida por las personas”.

En la tarde noche del miércoles, los bomberos lograron sacar los cuerpos de sus compañeros fallecidos, en una imagen desgarradora. El incendio dejó también como saldo otros nueve bomberos heridos.

La firma Pigmento emitió un comunicado, en el cual anunció: “Queremos acompañar en este trágico momento a las familias y compañeros de los Bomberos fallecidos y heridos en el día de la fecha”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: