Trabajadores municipales de la salud de La Matanza vuelven a marchar en reclamo de mejoras salariales

Si bien el sindicato oficial cerró un aumento del 32% para este año, para los trabajadores de la salud es insuficiente. "Muchos cobramos $20.000 o $30.000 mientras la canasta básica está en $62.000", explicaron.

por
por

Profesionales de la Salud, dependientes del Municipio de La Matanza, se movilizan esta tarde a la rotonda de San Justo en reclamo de mejoras salariales y condiciones dignas de trabajo, las cuales se vieron afectadas por la pandemia del coronavirus. El encuentro está pautado para las 15 horas.

Nelson Ramos, delegado del Hospital Materno Infantil Teresa Germani de Laferrere, expresó a este medio: “Venimos hace varios meses reclamando por un sueldo digno, por contar con insumos de calidad y la firma de un convenio colectivo de trabajo”.

Según el delegado, “en el hospital Germani, en el 2020 se ha ido mucho personal por renuncias, jubilaciones o licencias de riesgo, por lo que estamos trabajando un 50%“, lo que afecta a la calidad del servicio.

Por su parte, Lucio González, gastroenterólogo infantil en el Hospital municipal del Niño de San Justo, le graficó la situación a este medio con las siguientes cifras: “muchos cobramos $20.000 o $30.000 mientras la canasta básica está en $62.000 y la familiar supera los $90.000“. Esta situación empuja a muchos de los trabajadores de la salud al “pluriempleo”, es decir, a trabajar varias horas en distintos sanatorios en condiciones de precarización.

Ramos explicó que “además el reclamo es en contra de la dirigencia sindical (en alusión al Sindicato de Trabajadores Municipales de La Matanza – STMLM), porque firmaron una paritaria sin notificar a los delegados ni escuchar a las bases. Es un acuerdo del 32%, que ya se dio el 25% y falta un 7% en julio. Dijeron que aceptaron esto para no cortar el diálogo, pero tenemos compañeros con sueldos que rondan la línea de indigencia (en mayo fue de $26.677 según el INDEC)”.

Otro de los reclamos que suman los profesionales de la salud es por la inestabilidad laboral que provocan los contratos temporarios que tiene el municipio. “Según la Ley 14.626 que existe desde 2014 todos los contratados después de un año deben pasar a la planta permanente. Y esto no se cumple en nuestros hospitales”, explicaron desde el Hospital del Niño de San Justo.

Con este nivel de conflictividad y en medio de la segunda ola de coronavirus, las unidades sanitarias matanceras están con guardias mínimas y servicios interrumpidos. Con una paritaria ya cerrada, parece difícil revertir la situación por el momento.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: