Trabajadores de Just continúan el acampe en General Rodríguez “hasta tener una reunión con los responsables”

El conflicto se inició en febrero, con el cierre de la planta de Lomas del Mirador.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

El lunes último, se inició el acampe de las y los trabajadores de la empresa de cosméticos JUST Argentina – Lomas del Mirador, en reclamo por 53 puestos de trabajo, en la planta ubicada en el partido de General Rodríguez, en Caratini 50 esquina Fournier. “Nos vamos a quedar hasta tener una reunión con los responsables”, advirtieron.

Los empleados denuncian una “maniobra fraudulenta” realizada por la empresa para desvincularlos de la compañía perteneciente a la suiza JUST international Latam S.A.

El conflicto comenzó en febrero, cuando fueron desvinculados 53 empleados que hacían la logística de los productos de la empresa de cosméticos, en una planta de Lomas del Mirador que, según denuncian los damnificados, fue vaciada. Hoy, los empleados realizan además una permanencia pacífica dentro de esas instalaciones.

Desde el sindicato CIS (Comercio Industria y Servicio – CTA Autónoma), trasladaron el conflicto a la casa matriz, en Suiza, con el apoyo del sindicato local Unia. Sin embargo, “eso quedó en la nada; la empresa suiza se desligó de nuestro conflicto, pero para nosotros son solidariamente responsables”, contó el delegado del CIS, Mardonio Racedo, a No Ficción.

Por todo, las y los trabajadores decidieron realizar el acampe en la puerta de la planta de General Rodríguez, que se dedica a la elaboración del producto, que luego se distribuye desde una planta de Escobar, a cargo de Transfarmaco, empresa elegida por Just para tercerizar el trabajo que se se realizaba en Lomas del Mirador.

En el acampe, los trabajadores cuentan con el apoyo de partidos de izquierda como MST Nueva Izquierda-FIT, PTS-FIT y la Izquierda Socialista-FIT. “Suspendieron los turnos de hoy (martes), les dijeron a los empleados que no fueran a trabajar como si nosotros estuviéramos haciendo quilombo”. Racedo afirmó que “nos vamos a quedar hasta tener una reunión con los responsables de la empresa”.

A fines de febrero, el ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires dictó una conciliación obligatoria que finalizó la semana pasada y que “la empresa nunca cumplió”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: