Prisión preventiva para el asesino misógino que mató a una jubilada a martillazos

Diego Herrera está imputado también por abuso sexual y tentativa de homicidio, en otros hechos delictivos.

por
por

Lucinda Palavecino, jubilada de 78 años, agonizó durante una semana antes de morir el último 1 de julio. Había sido víctima de un violento robo en su casa de Libertad, partido de Merlo. El atacante, Diego Hernán Herrera, de 28 años, le había propinado martillazos para robarle. Luego, fue detenido por un grupo de vecinos.

Ahora, Herrera fue imputado por otros dos delitos de similares características ocurridos en la zona y la justicia le dictó la prisión preventiva.

“Me arrebataron a mi abuela, que era nuestro pilar y era una mujer completamente sana, trabajadora, que me enseñó a ser fuerte y estuvo siempre a mi lado. Estamos destruidos, pero no vamos a parar hasta que se haga justicia y este asesino no salga nunca más”, aseguró la nieta de Lucinda, Alejandra, al sitio Primer Plano Online.

Herrera no es un simple ladrón. Sus robos parecen ser la excusa para explotar su violencia; particularmente, contra mujeres. De hecho, en ninguno de los casos se llevó más que un celular, un poco de dinero en efectivo y algunas pertenencias de relativamente poco valor tales como zapatillas o una moto. En uno, cometió un abuso sexual; en otro, clavó un cuchillo en la frente de la víctima; en el tercero, asesinó a Lucinda a martillazos.

La justicia de Morón, a partir de la investigación realizada por la fiscalía a cargo de Sergio Dileo, dictó la prisión preventiva por “considerarlo prima facie autor penalmente responsable de los delitos de robo agravado por el uso de arma, abuso sexual simple cometido mediante el uso de arma y privación ilegal de la libertad agravada cometido mediante violencia y amenazas, concursando materialmente por el uso de arma en concurso real con homicidio criminis causa en grado de tentativa y robo agravado por haber provocado lesiones graves en la víctima en grado de tentativa en concurso real con homicidio criminis causa”.

Los delitos de Herrera

El último 30 de mayo, Herrera ingresó a un domicilio de Libertad y amenazó con un cuchillo a una mujer y a su hermano. Los obligó a ingresar a una habitación y los ató de pies y manos. Acto seguido, abusó sexualmente de la mujer. Se llevó un celular, dinero y algunos objetos.

Días más tarde, el 8 de junio, Herrera se metió en otra casa de Libertad. La víctima fue otra mujer, a la cual golpeó salvajemente, con los puños primero, con fierro después y finalmente, le cotró la frente con un cuchillo. Por la voracidad del ataque, los investigadores entienden que intentó asesinarla. Afortunadamente, no lo logró. Se llevó un celular, dinero, una tarjeta SUBE y una moto.

Finalmente, el episodio de Lucinda, a fines de junio, que fue contado por este medio. Por la gravedad de los delitos que se le imputan, la fiscalía pedirá para Herrera prisión perpetua.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: