Merlo: murió la anciana de 78 años que fue golpeada en la cabeza durante un robo

La señora fue atacada brutalmente por un delincuente que ingresó a su vivienda. Hay un sospechoso detenido y será indagado la próxima semana.

por
por

Anoche falleció la señora que la semana pasada fue golpeada con un martillo por un delincuente que ingresó a robar a su casa en Merlo. La jubilada, de 78 años, murió como consecuencia de las heridas recibidas luego de permanecer internada en el sanatorio San Juan Bautista, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Lucinda Palavecino, que estaba internada en coma y conectada a un respirador artificial como consecuencia de una fractura de cráneo. Voceros judiciales informaron a Télam que por el fallecimiento de la anciana, el fiscal Sergio Dileo, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 6 de Morón, cambiará la causa a “robo simple en concurso real con homicidio criminis causa”, delito que prevé la prisión perpetua.

Por el hecho, había sido detenido un hombre identificado por la Justicia como Diego Hernán Herrera, quien tenía antecedentes por delitos contra la propiedad. El sospechoso luego de ser aprehendido fue detenido pero por otra causa en la cual se lo acusa por abuso sexual sin acceso carnal de una menor durante un robo.

Herrera, quien se negó a declarar el jueves pasado, volverá a ser indagado por Dileo la semana que viene, una vez que el fiscal cuente con el informe preliminar de la autopsia y el resultado del peritaje de un martillo secuestrado en la escena del crimen, con el que se cree que el imputado golpeó a la anciana.

El hecho ocurrió el miércoles 23 de junio a las 23 en una vivienda de la calle Malvinas al 500, de Libertad, en Merlo. Fuentes judiciales informaron que la anciana salió a la vereda y fue sorprendida por un delincuente, que la golpeó y la obligó a ingresar dentro de la propiedad, con fines de robo, circunstancia que fue advertida por un vecino.

Una vez dentro, la anciana comenzó a gritar, por lo que el asaltante la golpeó fuertemente en el rostro y la cabeza, aparentemente con un martillo. En tanto, afuera de la casa comenzaron a juntarse vecinos y familiares de Palavecino enterados de la entradera.

Ante esta situación, el ladrón se asomó por una ventana y afirmó ser sobrino de la anciana. Sin embargo, los vecinos no lo reconocieron. Por este motivo, las personas entraron a la vivienda y el ladrón intentó escaparse por el fondo de la propiedad, pero finalmente fue capturado, añadieron los informantes.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: