Postergan un mes la sentencia para acusado de femicidio que espera en libertad

En el juicio oral el fiscal pidió prisión perpetua, pero el Tribunal Oral 2 se tomará un mes para dar el veredicto mientras el implicado espera en libertad. Se trata de otra polémica disposición de la justicia que remite al resonante caso de Micaela García.   

por
por

Miriam Pucheta no es abogada, es psicóloga social, pero como tantos familiares de víctimas aprendió a leer expedientes, interpretar términos judiciales y a entender de tiempos procesales. Sin embargo, la demora de un mes para saber si Gastón Manes mató a su hija, Noelia Olivera, le parece demasiado. “Me parece una barbaridad esperar hasta mayo, es una agonía”, expresó.

“Puedo entender que el tribunal tenga otros compromisos, pero se trabajó en este juicio durante 10 días y me parece una falta de respeto para las víctimas que ahora haya que esperar un mes más”, dijo Miriam, indignada con el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 2 de Morón que el miércoles pasado, tras escuchar los alegatos, postergó la sentencia para el 9 de mayo.

Como norma general, los jueces tienen cinco días hábiles para dictar una sentencia luego de los alegatos, excepto en los casos, como este, que se disponga lo contrario. “No entiendo esta decisión. Me angustia y me pone mal.  Me enferma, la justicia enferma porque es injusta”, analizó la madre de Noelia, la joven de 27 años encontrada el 28 de agosto de 2014 muerta en su casa de Castelar sur. Su pareja, Gastón Manes, dijo que al volver de jugar a la pelota se topó con el cadáver de la chica que colgaba de un cinturón que pendía de la puerta de la habitación de sus hijos.

La expectativa de la pena es grande. El fiscal de la UFI 6, Adrián Ferreyra, pidió que Manes fuera condenado a prisión perpetua por femicidio. Sin embargo, el sospechoso permanece en libertad y apenas estuvo tras las rejas unos 20 días al inicio de la instrucción.

“Indigna lo que pasa adentro del poder judicial. Al principio, se quiso archivar la causa porque él (por Manes) hizo pasar todo como si fuera un suicidio. La quiso ensuciar, pero se demostró que ella amaba profundamente a sus hijos y que venía sufriendo violencia durante los últimos tres meses”, continuó Miriam, quien graficó: “Ella fue encontrada golpeada, con las costillas rotas. No era sumisa, era de carácter”.

Tanto las abogadas de la familia, como la fiscalía, coinciden en que la estrategia de la defensa se desmoronó en el juicio. Por eso, la madre de Noelia pidió “que se haga justicia, las pericias determinaron que es una persona peligrosa para la sociedad. Esto nos tiene que abrir los ojos. Evitemos otra muerte. Los jueces Osvaldo Fabián Cedarri, Humberto González y Aníbal Víctor Termite tienen que dar una sentencia ejemplar”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: