Por un episodio de violencia de género, cayó detenido Cotorra Loca, uno de los delincuentes más temidos de Uruguay

Se trata de Walter Guillén, quien se había fugado de tres penales en Uruguay y era buscado por Interpol desde 2005.

por
por

Walter “Cotorra Loca” Guillén Bustamante tiene 47 años y un legajo en su país, Uruguay, que es de temer: se lo acusa de liderar una banda que cometió millonarios golpes y a la que se le atribuyen doce asesinatos, varios motines y al menos tres fugas. La última vez que se supo de él fue en 2005 cuando se escapó caminando de la cárcel de Libertad, hasta que en las últimas horas cayó detenido en Lomas de Zamora.

En Uruguay, Cotorra Loca es una leyenda del hampa: en 1990 logró escaparse de la cárcel central de Montevideo disfrazado de policía; años después, se evadió del penal de Conventos, en Melo, gracias a la construcción de un boquete.

La fuga de Libertad fue más épica aún. El periodismo local todavía lo recuerda por haber contratado a dos personas, que se hicieron pasar por agentes de la Dirección Nacional de Información de Inteligencia, con quienes se fue caminando y por la puerta. En esa ocasión, el traficante israelí Yehoram Alal, conocido como «El Zar del Éxtasis», también abandonó el penal junto a ellos.

Se cree que Cotorra Loca fue a Brasil, ya que a un año de aquel escape, el narco israelí cayó preso en Río de Janeiro. Mientras tanto, se sospecha que el pesado delincuente continuó haciendo de las suyas incluso en Uruguay, donde quedó vinculado en 2016 al violento asalto de un camión blindado en el estacionamiento del Hipermercado Geánt de Canelones, de donde se robaron 18 millones de pesos y 70 mil dólares. En el hecho, cuatro guardias de seguridad resultaron heridos.

El paso en falso que resultó clave para detener a Cotorra Loca no fue un gran golpe, sino un grave episodio de violencia de género. El 28 de julio, el hombre fue acusado de balear en una pierna a una ex pareja, de 32 años, en la localidad de Virrey del Pino, La Matanza.

“Este hecho de violencia de género disparó esta investigación que logró identificarlo y detenerlo”, indicó una de las fuentes, respecto a la causa judicial que quedó en manos de UFI N° 2 especializada en Violencia de Género del Departamento Judicial de La Matanza.

Finalmente, la investigación y detención se llevó adelante de manera coordinada entre la Bonaerense y agentes de Interpol de la Federal. El procedimiento se realizó el martes en una casa de Bologna al 2100, del Barrio Villa Albertina, en el partido de Lomas de Zamora.

“Sabíamos que de manera periódica visitaba ese domicilio porque tenía una mujer conocida. Estuvimos vigilándolo junto a Interpol, con distintos elementos tecnológicos, hasta que se lo pudo atrapar”, agregó otros de los investigadores.

“Cuando lo detuvimos –continuó el vocero- dio una identidad falsa, pero luego pudimos determinar quién era”. Además, se estableció que “de manera periódica cambiaba su fisionomía para evitar ser atrapado”.

Al momento de la detención, el prófugo tenía una pistola Browning 9 mm con numeración suprimida, varios cargadores, una manopla, un cuchillo y precintos. En el allanamiento también se secuestró un escudo de la Policía Federal Argentina.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: