Por primera vez en el año, la Zona Oeste no registró ninguna muerte por Covid-19

"La estrategia de la campaña de vacunación empieza a dar notorios resultados. ¡Esta es una gran noticia que nos da muchísima alegría!", escribió el ministro de Salud Bonaerense. ¿Puede no haber una tercera ola?

por
por

Las vacunas sirven. Aunque para esta altura resulte algo obvio, siempre es bueno recordarlo. Sobre todo este jueves, que el ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Nicolás Kerplak, confirmó que sólo 8 de los 135 municipios registraron ayer fallecimientos por coronavirus y ninguno corresponde a la región oeste del conurbano.

El primero de los municipio que había anunciado esta buena noticia fue Morón el 3 de septiembre pasado, cuando en un comunicado oficial informaron que el distrito “no tuvo registro de muertos a causa del Covid-19 por primera vez en el año, según indicaron autoridades del RENAPER al Gobierno municipal”. El efecto no fue azaroso, ya que se trata de la gestión que tiene la mayor cantidad de población vacunada.

Luego llegó el turno de La Matanza, que informó este lunes que el Municipio no reportó ningún fallecimiento en los últimos dos días, entre el 20 y el 21 de septiembre. La buena noticia es que de lo que informó Kreplak, tampoco hubo muertes ayer, por lo que van 72 horas sin muertes por coronavirus.

Pero el anuncio de Kreplak da cuenta de que toda la región ayer consiguió ese objetivo. “La estrategia de la campaña de vacunación empieza a dar notorios resultados. ¡Esta es una gran noticia que nos da muchísima alegría!“, escribió el ministro en su cuenta de Twitter. Vale recordar que desde ayer hay segunda dosis libre en todos los vacunatorios de la Provincia para mayores de 50 años, trabajadores de la salud, personas gestantes e inmunodeprimidas que hayan cumplido el período interdosis.

A esto se le suman las medidas que empezarán a regir a partir del 1 de octubre en todo territorio argentino. Por ejemplo, el uso del tapabocas no será obligatorio al aire libre siempre y cuando no haya muchas personas juntas. Sí seguirá siendo obligatorio en lugares cerrados como aulas, cines, teatros, ámbitos de trabajos, transporte público, espectáculos y eventos masivos.

Además, se habilitan las reuniones sociales sin límites de personas, el aforo total en actividades económicas, industriales, comerciales, de servicios, religiosas, culturales, deportivas, recreativas y sociales. Por otro lado, desde octubre podrá haber la mitad del aforo en las discotecas para personas con esquema completo de vacuna (14 días previos al evento), los salones de fiestas, bailes o actividades similares. En esa línea, también vuelve el público a las canchas, ya que eventos masivos de más de 1000 personas pueden funcionar con la mitad del aforo y protocolo específico.

¿Puede no haber tercera ola de coronavirus?

En los últimos días, y según los registros de la plataforma covidstats.com.ar, la región oeste tocó un piso de 113 casos promedio, una cifra que no se conseguía desde fines de mayo del 2020, previo a la llegada de la primera ola. Con estos números, el alto nivel de vacunación y el clima cálido que se viene, ya surgió la pregunta de si Argentina y el AMBA podrían no tener una tercera ola.

El físico e investigador del Conicet y secretario de Planeamiento y Evaluación Institucional de la Universidad Nacional de Hurlingham, Jorge Aliaga, afirmó que “los casos están bajando mucho y de manera muy auspiciosa, pero cada vez que esto sucede se realizan muchas aperturas y esto es siempre un riesgo”.

Si ahora están entrando vacunas que podrían inmunizar a personas de 12 a 17, lo ideal sería esperar un mes hasta tener a esta población también vacunada para hacer aperturas; de paso hace más calor y eso favorece la ventilación”, señaló a Télam Aliaga, para quien estas medidas podrían ayudar a mitigar aún más el impacto de la variante Delta.

Por su parte, Humberto Debat, virólogo e integrante del Proyecto Argentino Interinstitucional de Genómica de SARS-CoV-2 (PAIS), indicó que “a la hora de hablar de una tercera ola hay que desacoplar la frecuencia de variantes con brote epidemiológico“, ya que, “por ejemplo, el aumento de las variantes Mu y Delta en Chile está sucediendo con una curva de casos que baja, es decir, allí la Delta no está generando una aumento descontrolado de casos”.

Debat coincidió en que “en la Argentina estamos dejando atrás una segunda ola donde hubo más de dos millones de casos notificados, lo que implica que hubo unos 12 millones de contagios”. Y agregó: “A eso hay que sumar más de 48 millones de dosis de vacunas aplicadas”.

“Entonces estamos con una población con una altísima cobertura ya sea inducida por la vacuna o por la convalecencia muy reciente, y esto implica decenas de millones de argentinos donde el virus tendría más dificultades para circular”, concluyó a Telam.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: