Para el padre del joven asesinado en San Justo, le “plantaron droga”

El sospechoso detenido era buscado por el crimen de un jubilado.

por
por

Los padres de Gianfranco Di Luciano, el joven de 20 años que fue asesinado de un disparo en la cabeza en el interior del local nocturno “Teatro Woodstock“, de San Justo, el domingo por la madrugada, aseguró que “le plantaron droga” droga al cadáver.

“La clave acá es que el cuerpo de mi hijo queda tirado durante 12 minutos. En ese tiempo no entra nadie, los únicos que tuvieron acceso al cuerpo de mi hijo fueron los dueños del boliche, que ya sabemos que es un antro”, sostuvo el hombre junto a su esposa en diálogo con el canal TN.

Fuentes policiales habían dejado trascender que al joven asesinado le encontraron estupefacientes de la misma clase del que le secuestraron al joven de 20 años detenido por el crimen.

“Algunos quieren hacer creer que era un narcotraficante, pero nada más alejado de la realidad. No tenía contacto con drogas y nunca se drogó. Nosotros creemos que hay una conspiración para tratar de blanquear a los asesinos y a toda la gente que los protege ensuciando a nuestro hijo”, se quejó el padre del muchacho asesinado.

Al narrar lo ocurrido, indicó que su hijo no conocía al asesino y que lo ocurrido no tenía nada que ver con él: “En la mesa de al lado había un grupo de gente borracha fuera de control. La cabina del DJ está al lado y quien sería el asesino se trepa a la cabina y empieza a tocar todos los botones”, contó.

“Ahí el DJ se defiende y lo empuja. Entonces él cae sobre la mesa de mi hijo y empieza a gritar ´a mí no me empujan, no saben quién soy, soy el jefe de todos estos´ y saca un arma de fuego y dispara entre cuatro o cinco veces”, continuó.

“Todavía no está claro si uno de los tiros pega en el techo y luego en la cabeza de mi hijo, o si le pega directamente”. “No era habitué de este boliche y se encontró con la muerte”, agregó,

El crimen se produjo en el boliche situado en la avenida Brigadier Juan Manuel de Rosas al 2.900.

Según indicaron voceros policiales, el supuesto autor del crimen huyó en un auto Ford Fiesta Kinetic, el cual fue seguido a través de cámaras de seguridad municipales hasta el barrio Almafuerte, conocido como Villa Palito donde fue detenido cuando ingresó a otro local nocturno, donde fue arrestado.

Prófugo de otro crimen

El detenido fue identificado como Yoel Tahiel Tambussi, quien tiene 19 años y, se supo, tendría antecedentes delictivos.

Según indicó el sitio El1 Digital, Tambussi era buscado por el crimen de Rafael Pardo, un hombre de 83 años asesinado por delincuentes en moto el 18 de noviembre pasado en Ramos Mejía.

Ese hecho se produjo en Pellegrini al 400 en el momento en el que Pardo acudió a una farmacia y fue abordado por los asaltantes que lo mataron a balazos.

Al mes siguiente, la Policía detuvo a dos sospechosos de 19 y 22 años, mientras que Tambussi, hasta este domingo, permanecía prófugo.

En esta nota se habla de: