Mariel Fernández: «Había escapes de gas en casi todas las escuelas del distrito»

La intendenta de Moreno expresó que su gestión es “feminista, comunitaria e identificada con los movimientos sociales” y aseguró: “Tenemos que sostener a Alberto con mucha presencia en el territorio”.

por
por

La primera intendenta del Municipio de Moreno, Mariel Fernández, se refirió a uno de los temas más sensibles para el distrito que conduce: la explosión que mató en agosto de 2018 a la docente Sandra Calamano y al auxiliar Rubén Rodríguez, tras un escape de gas en la Escuela Número 49 de ese partido bonaerense.

«En casi todas las escuelas del partido había escapes de gas. En un jardín había pérdidas aún después de que se cerraran las llaves. El gobierno de la provincia está comprometido con las obras y estamos auditando el estado de los colegios para ver si se cumplieron con las obras que estaban acordadas», indicó a Télam la jefa comunal, quien aseguró que el gobierno de la provincia de Buenos Aires que encabeza Axel Kicillof, realiza una auditoría sobre el estado de las escuelas del distrito.

Además, contó que los movimientos sociales del partido «siempre estuvieron comprometidos con el arreglo de las escuelas y lo seguirán estando», más allá de la implementación del proyecto que prevé el pago de un sueldo anual complementario a los beneficiarios de programas sociales que trabajen en las refacciones de los colegios.

La intendenta reveló también que el Municipio tendrá el manejo de la distribución de alimentos en las escuelas, una facultad que estaba en manos del Consejo Escolar. «Creemos que es la mejor forma de llegar para darles de comer a chicos que lo hacen una vez por día y en el colegio. Tenemos hambre en los barrios y tenemos que dar respuestas», agregó.

“Tenemos que sostener a Alberto con mucha presencia en el territorio”

Fernández es referente del Movimiento Evita y esposa de Esteban «Gringo» Castro, secretario general de la CTEP, y conduce el distrito tras haberle ganado la interna a varios dirigentes del Frente de Todos, entre ellos el ex intendente Walter Festa. Luego, la mujer se impuso en las elecciones generales con el 60 por ciento de los votos.

«Tenemos que sostener a Alberto (Fernández) con mucha presencia en territorio. Hay que hablar con los vecinos y explicarles qué pasó con lo deuda en los últimos años. Se vienen dos años que serán muy difíciles y el activo militante de las organizaciones y los municipios debe estar en los barrios, donde hay hambre», indicó.

Fernández se quejó también de haber encontrado «un distrito sin recursos, con muchos problemas económicos y una deuda de 1.000 millones de pesos» y apuntó: «Las diferencias en el reparto de la coparticipación es uno de los problemas más graves que tenemos. Los municipios más ricos reciben más plata que los pobres y no puede ser que desde el Estado se genere esa desigualdad».

– ¿La falta de recursos es uno de los problemas que se encuentra en el inicio de su gestión?

– Tenemos 187 kilómetros cuadrados y más de 450.000 habitantes y un solo un hospital. La variable principal de la coparticipación son los hospitales y hoy contamos con una cama por cada 1.400 habitantes.

– ¿Cree que la reducción de un punto de la coparticipación federal que recibe la Ciudad de Buenos Aires podría llegar a los municipios del conurbano para mejorar sus recursos?

– Sí, podría ser. Pero la misma distribución de la provincia de Buenos Aires es injusta. Hay municipios de menos kilómetros cuadrados que están pegados a Capital y tienen más hospitales que el nuestro y poseen más infraestructura. Es una discusión que tenemos que dar y hay que profundizar.

– ¿Le planteó esta cuestión al gobernador Axel Kicillof?

– Sí, nos dan la razón. Saben que somos el municipio que tiene la situación económica más crítica de la provincia. Tenemos muy pocos recursos. Pagué de mi salario el calzado de los trabajadores que deben hacer el bacheo porque no los podemos mandar a trabajar en zapatillas al medio de la brea caliente. Lo mismo nos pasa con los camiones, tienen todos las gomas lisas y se pinchan cada vez que salen a la calle. La gestión anterior tercerizó casi todo. Por ejemplo, la empresa que maneja el estacionamiento medido se lleva el 60 % de lo que percibía y el resto se lo dejaba al municipio. Hay muchas de esas situaciones que queremos revisar y auditar.

– ¿Esperaba encontrarse ese panorama?

– Sí, aunque me sorprenden esos porcentajes. Festa (peronista) pasó a más de 400 personas a planta permanete en los meses finales de su mandato, cuando había firmado un pacto fiscal con el gobierno de (María Eugenia) Vidal que establecía que no podía hacerlo. Me molesta y me duele que se hayan servido tanto de un Municipio.

– ¿Los movimientos sociales son parte de su gestión?

– Por la situación en la que estamos vamos a necesitar de la participación de toda la comunidad y los movimientos sociales. Pero seré la intendenta de todos, y voy a un mantener diálogo fluido con todos los sectores. No me voy a cerrar en la relación con las organizaciones. Seré la intendenta de todos los vecinos.

– Hoy varios dirigentes de los movimientos sociales denominados como «los cayetanos» son parte del Gobierno. ¿No cree que pierden independencia para plantear críticas?

– Los movimientos sociales somos críticos y molestos porque estamos cerca de la necesidad. Apoyamos a este Gobierno porque sabemos cómo el macrismo dejó al país y queremos que Alberto negocie desde las mejores condiciones una deuda que hay que investigar. Le llevamos al Presidente el proyecto de la economía popular y lo entendió, lo respalda. Quiere apoyar a los sectores que se generan sus propios trabajos y pretenden que los planes se reemplacen con trabajo genuino. En los territorios, los movimientos recibimos reclamos, y sabemos que nuestra misión es plantearlos para que hayan soluciones.

“Estoy convencida de que las mujeres trabajan mejor que los hombres”

– Los pasillos y despachos de la sede comunal de Moreno están repletos de mujeres que dan indicaciones y toman decisiones. Esa es la impronta de una administración que parece tener un marcado perfil feminista.

– Me defino como parte del feminismo comunitario. Las organizaciones en los barrios son sostenidas por las mujeres y estoy convencida de que trabajan mejor que los hombres. Tenemos la capacidad de hacer varias cosas a la vez y de ponernos en el lugar del otro para entender el dolor. Tengo grandes compañeros, sobre todo los que son capaces de entender y aceptar que las representaciones políticas deben quedar a veces a cargo de nosotras. Hoy, en Moreno, soy la intendenta, otra compañera preside el Concejo Deliberante y otra el Consejo Escolar. Sí, somos una gestión feminista.

– ¿Apoya el proyecto de legalización del aborto?

– Nadie quiere hacerse un aborto, pero sí, estoy a favor de la legalización. Entiendo que las mujeres que mueren son las pobres. Es un tema de salud pública y el Estado está para cuidarnos. Una mujer humilde no puede quedar sola ante la interrupción de un embarazo y debe estar acompañada en un hospital público, donde reciba los mejores cuidados.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: