Los jueces le piden a la Provincia que cubra los cargos vacantes: en Morón faltan 25 nombramientos

En dos comunicados, el Colegio de Magistrados salió al cruce del Poder Ejecutivo provincial.

por
por

El Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires volvió a cruzar a la Provincia. En dos duros comunicados, la entidad que nuclea a los jueces advirtió la semana pasada la falta de cobertura de los cargos vacantes y pidió por mejoras salariales. A fines de mayo, No Ficción había revelado que en todo el Departamento Judicial de Morón restaba nombrar 12 jueces, 6 fiscales y 4 defensores oficiales. A esto, se suma que tres altos funcionarios se encuentran suspendidos.

En uno de los comunicados titulado “Justicia Incompleta”, el Colegio describe que recientemente han quedado 100 cargos sin cubrir por los cuales aún no se ha llamado a concurso. Además, los magistrados argumentan, como lo vienen sosteniendo desde hace años, que esta situación se da por la falta de un presupuesto autárquico del Poder Judicial, constantes recortes, falta de partidas, una acumulación de ternas importantes sin resolver por el gobernador y jueces que ya cuentan con el decreto pero que no pudieron asumir por falta de recursos.

Desde el Colegio analizaron que hubo una “lentificación del Consejo de la Magistratura, que comenzó a manifestarse en el año 2018 con la modificación de la ley que regula su funcionamiento, y que derivó en que, al día de hoy, se lleve más de un año sin votar ternas ni poner en marcha nuevos concursos (cuya duración estimada es de dos a tres años cada uno)”.

A modo de ejemplo, graficaron que en la Justicia de Paz se encuentran vacantes 20 cargos, que representan el 17% de la totalidad de los órganos en funcionamiento; en los Tribunales de Trabajo, se registran 42 vacantes, sobre los 69 que hay en total. Entre los fiscales, en tanto, hay 120 vacantes.

Este reclamo del Colegio va en sintonía con el pedido que la Suprema Corte de Justicia realizó en mayo de este año a los legisladores y al gobernador, Axel Kicillof, para que se resuelva cuanto antes la situación de unos 188 cargos de jueces vacantes. En ese entonces, No Ficción precisó en exclusiva cuál era el escenario en el Departamento Judicial de Morón.

En el ámbito local, entonces, hay 12 cargos de jueces vacantes, cuyas designaciones se encuentran en diferentes instancias. Siete cargos están en proceso de selección en el Consejo de la Magistratura: 2 jueces de Paz (en Hurlingham y en Ituzaingó); 3 jueces civiles de Cámara; 1 juez Correccional y otro juez de Trabajo. Por su parte, el Ejecutivo bonaerense debe resolver la cobertura de 5 vacantes más: 1 juez de Garantías de Responsabilidad Juvenil; 1 juez de Trabajo; 1 juez de Tribunal Oral en lo Criminal; y 2 jueces de Garantías.

Cabe decir que el reclamo de la Corte había excluido a los cargos por cubrir del Ministerio Público Fiscal (fiscales y defensores). Sin embargo, este medio pudo saber que aún restan nombrar a 6 fiscales y 4 defensores. Estas designaciones tramitan en la Magistratura (3 fiscales y 1 defensor oficial) y en el Ejecutivo (1 fiscal y 1 defensor). Hay que tener en cuenta que si bien hubo una Ley que creó los cargos de dos fiscales y dos defensores para Hurlingham, aún no cumplen funciones por falta de presupuesto.

También debe considerarse que el fiscal Alejandro Jons, el fiscal general Federico Nieva Woodgate y la jueza de Garantías Lucía Emilce Casabayó continúan suspendidos a la espera de un proceso que los ratifique o no en sus cargos.

Ante esta radiografía, que se repite en todos los puntos de la provincia, el Colegio de Magistrados bonaerense advirtió que “el esfuerzo de los funcionarios y magistrados, que ha sido reconocido unánimemente y que está reflejado las estadísticas de funcionamiento del Poder Judicial -incluso durante la pandemia- no alcanza para evitar que, antes o después, se degrade la calidad del desempeño del sistema si no se soluciona el problema de las vacantes”.

DETERIORO SALARIAL

En el segundo de los comunicados, el Colegio abordó “la situación de deterioro salarial que vienen experimentando, de manera progresiva y permanente, la magistratura y el funcionariado de nuestra provincia”.

En ese sentido, se afirmó que si bien los jueces de la provincia de Buenos Aires son los que mayor carga laboral tienen respecto al resto de las provincias, cayó al lugar 19 a la hora de comparar los salarios con las demás jurisdicciones.

Para los magistrados, los diferentes aumentos otorgados “no alcanzan a cubrir la inflación real, ni mucho menos saldan lo adeudado de los últimos dos años”. De esta manera, desde el Colegio se quejaron de que no se haya “avanzado en la única solución estructural a esta situación, que es la autarquía financiera del Poder Judicial”.

“Es este momento, en el que la degradación de los ingresos de los operadores del sistema ha alcanzado límites preocupantes, es imprescindible que se convoque de manera inmediata a discutir el modo de terminar con esta grave afectación de los ingresos familiares”, concluyeron.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: