Ledesma: «Los trabajadores de comercio estamos llevando adelante una gesta heroica»

En una entrevista con No Ficción, el líder del gremio de los trabajadores de comercio apuntó a la necesidad de cobrar un bono acorde a la ganancia que están teniendo los híper y los supermercados. Además, se reifiró a la actitud de Garbarino que pretende no pagarle el sueldo a los empleados y el aumento de precios en las góndolas.

por
por

A pesar de ser una persona de serio riesgo en caso de contraer coronavirus, Julio Rubén Ledesma, el líder del Sindicato de Empleados y Obreros de Comercio y Afines (SEOCA), se encuentra en la sede del gremio en Morón. Es jueves y está junto acompañado de sus colaboradores cercanos. “Hay cosas que puedo manejar por WhatsApp o mail, pero hay otras que tengo que estar acá para resolverlas. Tengo el mejor médico del mundo que es Dios que es el que me cuida permanentemente”, argumenta a No Ficción en una entrevista en la que aborda las diferentes vicisitudes del sector, que se encuentra en la primera línea de batalla para combatir a la pandemia, cuyo rol es tan clave como el de las fuerzas de seguridad y el personal de sanidad, a la hora de abastecer a la ciudadana en pleno aislamiento obligatorio.

– Garbarino adelantó que le pagará apenas el 30% del sueldo de marzo a los trabajadores…

– Es un estilo de administrar de Garbarino. Siempre nos costó sacarle bonos para los empleados. La empresa sacó un comunicado para todos los gerentes que no van a pagar el sueldo. Si para el cuarto día hábil (lunes 6 de abril) no pagaron la totalidad de los sueldos haremos todo lo que esté a nuestro alcance para que puedan cobrar. Es momento de que los empresarios se comporten de manera responsable y solidaria. Que Garbarino pague los sueldos y si los dueños van a vender o cerrar la empresa que lo hagan de una buena vez, pero siempre respetando los derechos de los trabajadores.

– Garbarino tiene 4500 empleados en 200 locales de todo el país… ¿Se abordó el tema en Federación Argentina de Empleados de Comercios y Servicios (FAECYS)?

– Estuvimos hablando los secretarios generales de cada jurisdicción que integramos la Federación (FAECYS) sobre el proyecto del gobierno de destinar 380 mil millones de pesos para auxiliar a las empresas. Queremos ver si podemos rescatar algo de eso para los trabajadores, porque la mayoría de los negocios están cerrados. Los únicos que ganan plata con esta pandemia son los híper y los supermercados.

– ¿Los híper les reconocen esta tarea a sus trabajadores?

– Estamos enfrentando un problema bastante serio porque hay discriminación de algunas empresas. Por ejemplo, Carrefour en Francia le da 1000 euros a cada trabajador y acá resulta que dan menos de lo que dieron otras empresas cómo Disco o Walmart. Los trabajadores empleados de comercio que llevamos adelante esta gesta heroica porque con 5000 personas abarrotados sin las condiciones mínimas de seguridad e higiene necesarias para preservar su salud y las de sus familiares, sentimos que estamos siendo descuidados. En este momento donde ellos ganan tanta abundancia de dinero nosotros queremos que distribuyan una gotita para nuestros trabajadores.

– FAECYS logró un “aporte solidario” de 5.000 pesos por parte de algunas empresas como Makro, Maxiconsumo y Día, entre otras…

– Para nosotros no es suficiente. Sin faltar el respeto a nuestra Federación, creo que debería tener una actitud diferente de la que tuvo hasta ahora. Somos orgánicos, pero somos filiales independientes política y económicamente. Creo que entre todos vamos a poder salir adelante y superar este escollo. No queremos confrontar con las empresas pero que tomen conciencia de que nuestros trabajadores necesitan plata. Creo que la sensibilidad de los empresarios tiene que extenderse un poco más: tenemos empresas que han dado el 50% del sueldo como recompensa y otras que dieron 5000 pesos. No hay relación. Si lo puede hacer una lo pueden hacer todas.

– ¿Se registraron muchas clausuras por abusos de precios?

– En el país de Las Maravillas de Alicia seguro clausuraron e hicieron multas. Acá no. Se aumentan los precios y remarcan como quieren, eso lo sabemos todos. Creo que no tenemos la capacidad operativa para un control de esas características. No le echo la culpa ni al gobierno nacional, provincial ni local. No estábamos preparados para esta actitud canallesca de algunos empresarios que se abusan de la necesidad y del momento crítico y sanitario que tiene la población. Todos y aún más los empresarios deben tener una actitud noble, porque la plata no se la van a poder llevar al cajón. Nadie está exento de esta pandemia.

– ¿Cómo está funcionando la obra social?

– Está funcionando como nunca. Lo primero que hicimos fue instalar carpas y montamos una ambulancia. Tenemos todos los medios para derivar a aquellos pacientes que tengan síntomas de coronavirus mientras estén pendientes los resultados de los test. Todos los trabajadores de la obra social son héroes, porque están trabajando hasta los que tienen hijos. Estamos tratando de que los ancianos no vengan a buscar los medicamentos y que venga otra persona; llevamos los resultados de laboratorio a las casas del afiliado en una camioneta para que no vengan; estamos haciendo lo humanamente posible para sobrellevar esta situación.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: