Jueces bonaerenses piden resistir la banalización del deterioro del sistema de justicia

Así lo expresó en un comunicado el Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de la Provincia de Buenos Aires, a través del cual los jueces salieron a responderle a dirigentes del oficialismo que habían expresado que los sueldos de los funcionarios judiciales triplicaban a los haberes del presidente.

por
por

El Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de la Provincia de Buenos Aires, rechazó “las manifestaciones de quienes quieren instalar en el imaginario social la equívoca idea de que magistrados cobran salarios que no son ciertos, sintiendo la necesidad de hacer pública la realidad de la justicia bonaerense”, según expresaron en un reciente comunicado.

La entidad, que nuclea a los jueces de la provincia, se refiere sin mencionarlos ni identificarlos a los diferentes dirigentes del kirchnerismo que en los últimos días se manifestaron sobre la posibilidad de que la política baje sus costos a través de una reducción de los sueldos.

Por caso, la presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, aseguró la semana pasada en declaraciones televisivas que «hay que debatir todas las estructuras del Estado», al considerar que “es una reforma que nos debemos todos”.

“El presidente hoy debe estar ganando aproximadamente $220 mil de bolsillo, contra un juez o un fiscal que está cerca de los $600 mil”. Esa fue la frase de Tolosa Paz que peor cayó entre los jueces: “Los fiscales no pueden ganar $600 mil, si un presidente no puede ganar $200 mil”, insistió.

Desde el Colegio de Magistrados respondieron con un reclamo histórico para el sector: “en el ámbito provincial las asimetrías con los sueldos de la justicia nacional alcanzaron, por estos años, una brecha histórica, siempre en detrimento de las remuneraciones bonaerenses”.

“El Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires, desde el punto de vista de las remuneraciones de sus integrantes, ocupa el puesto 22 entre las 24 jurisdicciones argentinas relevadas mensualmente por la Federación Argentina de la Magistratura y la Función Judicial (las veintitrés provincias y CABA). La erosión del poder adquisitivo de las remuneraciones judiciales frente a la inflación, desde el año 2018, arroja una diferencia cercana al 49%”, añadieron.

Además, los jueces recordaron que el Poder Judicial bonaerense atiende los niveles más altos de litigiosidad del país y que a pesar de esto “hay 600 órganos que no tienen titular (juez, fiscal, defensor o asesor); existen 130 cargos de fiscales sin cubrir; en los tribunales del Fuero Laboral se registran 42 vacantes de magistrados sobre 69 tribunales en funcionamiento; de los cargos previstos por Ley Orgánica más de 156 no se implementaron”.

Por último, los magistrados hicieron “un llamado público a resistir la tentación de banalizar la compleja situación de deterioro del sistema de justicia bonaerense y de las condiciones de trabajo de las y los magistrados y funcionarios” y destacaron que durante la pandemia “han sido las y los funcionarios y magistrados quienes, casi en soledad, sostuvieron el funcionamiento del sistema de justicia. Es hora de que se reconozca ese esfuerzo, que es sistemáticamente olvidado a la hora de establecer sus remuneraciones”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: