Hizo una publicación en Twitter sobre Klaukol y la empresa le mandó una carta documento

Se trata del periodista de Radio Presente, Andres Masotto, que en Twitter contó sobre las denuncias que tiene la empresa por contaminación. Ataque a la libertad de prensa.

por
por

La empresa Klaukol de Virrey del Pino volverá a ser noticia: periodistas de Radio Presente, que transmite desde el ex centro clandestino El Olimpo, y el Sindicato de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (Sipreba) brindarán este miércoles a las 10 una conferencia de prensa para alertar que la fábrica de La Matanza intimó a un periodista de la emisora por haber realizado un serie de tweets contando sobre las denuncias que hace una década recibe la compañía por contaminación.

Aunque parezca mentira, la multinacional Parex Klaukol, famosa en el mundo de la construcción, le envió una Carta Documento al comunicador comunitario Andres Masotto por haber realizado un hilo de twitter. «Mi cuenta tiene 300 seguidores, pero se ve que a Kalukol le molestó, no le gustó y el 31 de julio llegó a Radio Presente una carta documento a mi nombre. Es decir, no llega a mi casa sino a la radio», contó el periodista en diálogo con Último Recurso (Fm Fribuay).

La compañía lo intima a borrar sus publicaciones y a retractarse. «Todo bajo amenaza de iniciar acciones civiles o penales en mi contra, porque según ellos yo dañé la imagen de la empresa», contó Masotto. Sin embargo, el periodista se ocupó en aclarar que la marca ya está dañada por varias denuncias en su contra por contaminar el barrio Las Mercedes, de Virrey del Pino: «El Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) calificó a Klaukol en nivel 3, lo que significa que esa planta debería estar lejos de cualquier urbanización».

Pero Masotto especificó que no es el único informe que la empresa tiene en su contra: «La Autoridad Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar) dio cuenta que Klaukol emana sustancias tóxicas, envenena el aire y el suelo, con sustancias que a veces se cristalizan y caen en forma de lluvia». A las investigaciones de los organismos se le suma las denuncias de la asamblea de Vecinos Autoconvocados por la Contaminación de Klaukol, un grupo habitantes del barrio que está a diez metros de la fábrica y que hace diez años comenzaron a alertar de la contaminación.

Una causa judicial paralizada

La lucha de los vecinos de Virrey del Pino comenzó en 2009, cuando escucharon una explosión proveniente de la fábrica. Allí notaron que se respiraba un aire pesado y comenzaron las denuncias, pero detrás llegaron las represalias. Susana Aranda, referente de la agrupación, contó a No Ficción que «enviar Cartas Documentos es el modus operandi de Klaukol para silenciar las voces de los denunciantes». Sin embargo, ella sufrió amenazas aún mayores: en 2016 unos hombres la obligaron a tragarse dos pilas bajo la exigencia de que cese con sus reclamos.

La historia comenzó hace una década, cuando los vecinos denunciaron a la empresa en el Juzgado Federal 1 de Morón. Pero luego de 8 años se declaró incompetente y la causa cayó en el Juzgado de Garantías N°4 de La Matanza quien debería avanzar con el caso hasta llegar a la sentencia. «Ahora lo está investigando la UFI Nº 6 pero en un año todavía no han leído los expedientes. Estamos mendigando que Klaukol no nos mate y la justicia nos da la espalda», contó Aranda.

«El martes próximo tenemos una reunión con la fiscal General de La Matanza (Patricia Ochoa) y organismos de Derechos Humanos, pero después de ese día voy a encadenarme en algún lado, quiero que todo el mundo sepa que a todo un barrio entero lo está matando una multinacional que se llama Klaukol», advirtió Aranda.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: