Familiares y amigos de Lucas Verón se movilizaron a los tribunales de San Justo para pedir justicia

Por el crimen, ocurrido el viernes a la madrugada en González Catán, hay una pareja de policías detenidos.

por
por

Familiares y allegados de Lucas Verón se movilizaron hoy por la mañana a las dependencias judiciales de San Justo, en la esquina de Florencio Varela y Monseñor Marcón, para reclamar justicia por el asesinato del joven de 18 años baleado por la Bonaerense en la madrugada del viernes en González Catán, en La Matanza.

“El jueves festejó su cumpleaños y a la madrugada habían ido al kiosco con un amigo. El patrullero iba con las luces apagadas, lo persiguieron y le dispararon. Después, no dieron alerta al 911 ni llamaron a la ambulancia”, se quejó la hermana del muchacho, Cinthia Verón.

En principio, los investigadores determinaron que los dos chicos iban en moto cuando por razones que se tratan de establecer, comenzó a perseguirlos el móvil del Comando de Patrullas en el que se trasladaban los policías Ezequiel Benítez y Cintia Duarte.

Según las fuentes consultadas por Télam, el patrullero impactó por detrás al rodado en el que iban los jóvenes, quienes cayeron al piso y comenzaron a correr en dirección a su casa ubicada a una cuadra y media.

Aparentemente, el policía Benítez, que iba manejando, descendió del patrullero y efectuó entre dos y tres disparos con su arma reglamentaria, uno de los cuales impactó en la víctima. De acuerdo a los voceros, el joven continuó corriendo pero a unos 20 metros cayó al piso gravemente herido, por lo que su amigo fue a avisarle a la familia de la víctima.

Lo más sugestivo es que los policías en vez de quedarse a preservar la zona se fueron del lugar y no avisaron de la situación a sus superiores. Por esta razón, el fiscal Juan Pablo Tahtagian ordenó la detención de la pareja de efectivos, cuyo trámite fue convalidado por la jueza de Garantías Mary Castillo.

Al mismo tiempo, Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires desafectó a los policías y les retiró el permiso de uso de uniforme, placa y armas (que ya estaban a disposición de la Justicia).

En tanto, los investigadores procuraban determinar por qué comenzó la persecución y los motivos por los cuales el personal policial no denunció el hecho. Los sospechosos del crimen se negaron a declarar ante las autoridades judiciales y quedaron formalmente imputados por el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

La hermana de Lucas, en diálogo con el canal C5N, negó la versión policial que indicaba que todo se había iniciado tras el hurto de un celular y denunció que el amigo de su hermano recibió amenazas para realizar esa declaración en la comisaría segunda de González Catán. “En la seccional lo encerraron y le dijeron que tenía que decir que salieron a robar porque sino se ‘comía’ 25 años preso”, precisó.

Por si fuera poco, Cinthia aseguró respecto a los sospechosos: “Ellos son pareja y viven a dos cuadras de mi casa. Él tiene antecedentes porque maltrata a los chicos; a uno le gatilló en la cabeza y le pegó” y agregó que la mujer policía fue quien incluso la consoló en el hospital Simplemente Evita de González Catán, donde fue trasladado Lucas tras haber sido baleado en el pecho.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: