El policía baleado en un simulacro en La Matanza fue herido con postas de plomo y está con muerte cerebral

El Ministerio de Seguridad separó a dos agentes, el autor de los disparos y el instructor, que participaron del entrenamiento en el Club Almirante Brown.

por
por

El oficial de la policía de la provincia de Buenos Aires que ayer fue baleado en la cabeza por un compañero durante un simulacro de motín en las instalaciones del Club Almirante Brown, en la localidad de Isidro Casanova, en La Matanza, fue diagnosticado con muerte cerebral, según informó la Agencia Télam.

En tanto, esta tarde desafectaron de la fuerza tanto al policía que efectuó los disparos como al instructor a cargo del entrenamiento, quienes permanecían en libertad pero imputados del delito de «lesiones culposas».

Voceros judiciales informaron que el oficial Cristian Alberto Coronel, de 25 años, miembro de la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (UTOI) de la Bonaerense, se encontraba internado esta tarde en el hospital Paroissien de Isidro Casanova con muerte cerebral como consecuencia del disparo que recibió en el parietal derecho superior, de acuerdo al último parte médico dado a conocer este mediodía.

Por su parte, el fiscal a cargo de la causa, Juan Diomede, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 del Departamento Judicial de La Matanza, recorrió hoy las instalaciones del estadio de Almirante Brown, en Isidro Casanova, donde se realizó la práctica.

Según las fuentes, dicho ejercicio constaba de un simulacro de amotinamiento, del que participaban dos grupos de policías y en el cual el instructor a cargo había solicitado que se efectuaran disparos que dieran cuenta de la «agitación».

El supuesto grupo antimotín debía desactivar el foco de conflicto ante un número superior de personas que aguardaba dentro de uno de los vestuarios del club, detrás de un colchón y una reja.

De acuerdo con los testimonios recabados por los investigadores, un oficial irrumpió en escena portando una escopeta Mossberg cargada y luego de aclarar que no participaba «de ningún simulacro», un compañero le sacó el arma y realizó una serie de disparos.

En esas circunstancias fue que Coronel recibió un impacto de bala de plomo en la cabeza y otro en el brazo derecho.

A su vez, en el lugar quedó un agujero en una de las paredes producto de los disparos, y otros dos impactos fueron registrados en la reja que sostenía el colchón del grupo que simulaba realizar un motín, añadieron las fuentes consultadas.

Por el hecho, el fiscal Diomede imputó del delito de «lesiones culposas» al policía que realizó los disparos que hirieron a Coronel y al instructor a cargo del simulacro, a quienes tiene previsto indagar en los próximos días.

Por último, los investigadores realizaban distintas diligencias para establecer si existía un protocolo escrito que especificara cómo debía ser el accionar de los policías que participaran del simulacro y la logística para llevarlo a cabo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: