El plan de Moreno para dejar de ser el municipio más inseguro del oeste

“Desde que asumimos no tuvimos tomas de tierras”, aseguró Nahuel Berguier. Cuál es el rol de la policía local y cómo afecta la falta de recursos en un municipio caliente.

por
por

Históricamente, ya sea por extensión y cantidad de habitantes, el municipio de Moreno fue uno de los más postergados del conurbano. En materia de seguridad, fue tierra fértil para la comisión de delitos comunes pero también para la toma de terrenos y la instalación de bases del narcotráfico. Mariel Fernández, militante del Movimiento Evita e intendenta del distrito a partir del 10 de diciembre pasado, se planteó el desafío de mejorar estos guarismos con un mayor protagonismo de las áreas sociales, pero también con la presencia de una fuerza de seguridad, con estricto control popular y del Estado.

Para llevar adelante esta tarea, la jefa comunal designó a un abogado especializado en Derechos Humanos. Se trata de Nahuel Berguier, secretario de Justicia y Seguridad de Moreno, quién recibió en su despacho a las cámaras de Entrevistas No Ficción para contar cómo encontraron el municipio tras la gestión de Walter Festa, cuál es la estrategia elaborada para frenar las tomas de tierras y en qué consiste el plan para profesionalizar a la policía local.

– Hace unos días se hizo la primera parte del desalojo de la toma del CIC La Bibiana, cuyas tierras habían sido ocupadas cuando Festa perdió la interna ante Fernández. ¿Con qué situación se encontraron?

– Quiero marcar precisiones. Los que más sufren en este tipo de procesos son los más pobres, y terminan ganando los especuladores, personas que ocupan y después venden los terrenos a quienes están más necesitados, que pagan para entrar en una ocupación pensando que van a tener una salida. También ahí hay que reflexionar en la demoras de la Justicia. Porque a veces estas cuestiones de la aplicación de un protocolo (Nota de la Redacción: en el desalojo del CIC La Bibiana se aplicó por primera vez un protocolo de actuación de la Corte bonaerense), que en su letra es progresista, pero lo que hace es demorar las cosas. Lo que termina haciendo es que ganen los especuladores, aquellos que ocupan para después revender y aprovecharse de quienes más necesitan.

– ¿Y cuál es el posicionamiento de la gestión de Mariel Fernández en cuanto a las tomas?

– Esta gestión ha marcado que tiene un claro plan de desarrollo urbano que tiene que ver con distribuir la tierra, llevar adelante obra pública, tener más hospitales o tener un edificio municipal. Para tener un desarrollo urbano necesitas una planificación de la tierra, y para tener eso no podes dejar al libre albedrío las ocupaciones. En ese marco, todos estos procesos mezclan a la gente con necesidades con los especuladores. Lo que yo puedo marcar es que muchas veces algunos protocolos después no tienen un suficiente acompañamiento de los estamentos que los impulsan, y terminan generando demoras que perjudican a los más pobres.

– ¿Hubo tomas en Moreno desde que llegaron al poder?

– Desde el 10 de diciembre del 2019 no hubo nuevas ocupaciones de tierras. Hubo sí algunos intentos que fueron disuadidos. Obviamente, cuando se judicializa interviene un juez y un fiscal, pero desde el municipio lo que intentamos hacer es dialogar y plantear que en su debido momento se van censando e incorporando a aquellos que requieren un terreno. Esto solo beneficia a los especuladores. Por eso nuestra política es clara: no tienen que haber nuevas ocupaciones.

– ¿Tuvieron que enfrentar muchos conflictos dentro de las tomas, por ejemplo con el narcotráfico?

– Ocurren delitos dentro de las propias tomas. Durante los meses que duró la toma del CIC La Bibiana hubo situaciones de violencia en el interior de la toma. Siempre se procuró que mientras se desarrollaba el proceso judicial que hubiera el mayor control posible. Hubo nuevos intentos de usurpación y peleas internas, por eso siempre se intentó acompañar con las fuerzas de seguridad y con Desarrollo Social. Hay muchas situaciones indignas, de mucha necesidad. Siempre intentamos que haya la mayor participación estatal posible.

– ¿Y en materia de Seguridad en qué situación se encuentra Moreno?

– Nos hemos encontrado con una situación calamitosa. Sabemos que la policía Bonaerense tiene parches construidos hace años y mucho desorden. Pero encontramos que en los últimos años la situación había empeorado. Encontramos una policía con muchos estamentos desprofesionalizados, falta de motivación. Un ejemplo claro es lo que ocurre con la Policía Local, que tuvo una formación de menos de un año y sin posibilidad de ascender, que uno caminaba por la calle y no los veía. No estaban. Nos pasaba eso. No tenían presencia. En los últimos meses hemos mejorado mucho. Desde este mes va a empezar a funcionar en Moreno la Escuela de Policía Local que les va a permitir a los agentes locales formarse para ascender.

– Y además se aplicó el sistema de Estación de Policía…

– Sí. Somos uno de los primeros municipios en los cuales el ministerio de Seguridad ha aplicado el procedimiento del modelo que se llama Estación de Policía con un jefe policial único. Tiene que ver con el desorden histórico de la Bonaerense. Vos llegas a un municipio y tenes al jefe departamental, al jefe de la policía local, un jefe de patrullas, una jefa de policía de la mujer… todos con jefaturas diferentes. Y todos responden a La Plata. Todo esto se terminó con la decisión política del ministro Sergio Berni.

– ¿Y cuales son los delitos que más detectaron en estos tres meses?

En los últimos días tuvimos muchos casos de robos con personas que se movilizan en motos, y está habiendo una direccionalidad específica de patrullaje en relación a la cuestión de las motos. A la vez estamos desarrollando un plan integral vinculado a la violencia de género, que es un delito que más ingresa a las estadísticas del Ministerio Público Fiscal. Y después está el delito complejo, que tiene que ser abordado por todos los estamentos. Nosotros llegamos y no hay ningún tipo de mapa relacionado a la trata o al narcotráfico. Esto tiene que ser abordado de manera inteligente. Necesitamos más fiscalías y una política de seguridad que reciba información de vecinos o referentes territoriales para hacer las denuncias.

– ¿Y por qué cuesta tanto hacerle frente a estos delitos?

– Tenemos una necesidad clara de más recursos. Necesitamos más móviles, más efectivos, más cámaras. Ahora, necesitamos también más fiscales. El otro día Berni lo dijo: “las sociedades que mejor les ha ido son las que tienen más fiscales”. Por ley a Moreno le corresponden 18, pero tenemos 8, que reman en dulce de leche. Pero faltan más de la mitad de los fiscales que tenemos.

– ¿Qué ocurre con la Gendarmería en Moreno?

– Hoy tenemos a la Gendarmería recorriendo y patrullando en Cuartel V. Esto comenzó con este gobierno provincial y municipal, y es muy valorado por los vecinos. Que esté la Gendarmería nos permite redireccionar recursos a otras localidades. Nos gustaría que esté la Gendarmería haciendo ese tipo de recorrida en más lugares.

– Hubo muchas movilizaciones de vecinos pidiendo seguridad en la zona oeste. ¿Cómo abordan esos temas desde el municipio?

Explicando. Explicamos lo que hicimos con la policía local, haciendo un recorrido vinculado a los índices delictivos, marcando mayor presencial policial con actitud profesional. Por supuesto hay cuestiones que son difíciles de explicar desde el punto de vista de la racionalidad, pero nuestra función es contar lo que estamos haciendo, ponernos a disposición y ante cada necesidad dar respuestas. Ese es nuestro compromiso.

Las Entrevistas No Ficción también están en Spotify. Además, los miércoles y sábados son trasmitidas a las 13 por FM Fribuay 90.7

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

En esta nota se habla de:

También podría interesarte...