Dudas y temores de precarización en el acuerdo de los Bingos para ceder empleados a Walmart

Este jueves la compañía que gestiona las salas de Morón, Mirador, San Justo, Ramos Mejía y San Martín hizo oficial el ofrecimiento a sus trabajadores.

por
por

La empresa Codere, que nuclea la mayoría del los Bingos de la zona oeste, confirmó oficialmente a sus empleados que podrán inscribirse para trabajar en Walmart mientras las salas estén cerradas. El acuerdo había sido adelantado por este medio, pero hoy fue comunicado por Recursos Humanos al personal.

De esta forma, los trabajadores de los Bingos Morón, Mirador, San Justo, Ramos Mejía y San Martín podrán optar entre seguir en sus casas percibiendo el 70% de su salario a la espera de la aperturas de las salas, o bien «mediante un contrato temporal» realizar «una experiencia laboral en otro sector pudiendo así obtener recursos adicionales», detalló Codere en un comunicado interno.

La empresa explicó que los trabajadores «podrán postularse si es que lo consideran conveniente», que es «una decisión personal» y que «será Walmart quien defina qué personas serán incorporadas». Además, aseguraron que «seguirán cumpliendo con el pago de las obligaciones asumidas», que «la relación laboral con Codere no se verá afectada para aquellos empleados que decidan tomar el empleo» y que «tampoco habrá cambios en la cobertura de la obra social».

Sin embargo, la novedad fue recibida con más dudas que certezas por parte de los trabajadores. «Entendemos que algún trabajador que esté mal en lo económico pueda acceder, pero no son buenas las repercusiones en cuanto a la gente, hay temores, no entienden bien de qué se trata y la empresa no lo está comunicando bien», explicó a No Ficción secretario Gremial del Sindicato de Trabajadores de Juegos De Azar, Entretenimiento, Esparcimiento, Recreación y Afines (ALEARA), Ariel Fassione.

«Hace una semana la empresa quiso mostrarnos este acuerdo pero sostuvimos nuestra postura de no querer saber nada», contó el gremialista. Este medio pudo saber que en el Bingo de Morón, de los trabajadores de las salas, solo uno vio con buenos ojos el acuerdo y pensaba anotarse, pero el resto tiene temores. «Te cambian de sindicato», alertaban en el sector de gastronomía.

Además, el problema mayoritario está en el traslado del personal. Walmart tiene sucursales en Laferrere, La Tablada, San Justo y Caseros en la zona oeste, por lo que varios trabajadores de Morón y San Martín verían complicado moverse hasta los supermercados. No Ficción intentó conocer el ofrecimiento concreto de la tienda, pero desde el sector de Recursos Humanos no dieron respuesta.

¿ES LEGAL EL ACUERDO ENTRE LOS BINGOS Y WALLMART?

Gastón Llopart, abogado laboralista explicó que «la ley de contrato de trabajo permite la sesión de personal, pero al trabajador se le mantiene la antigüedad y además el convenio colectivo del sector. El trabajador no puede perder derechos, y las condiciones se tienen que mantener inalterables tal como dice el artículo 12 de la Ley».

Consultado por el salario, insistió que «se tiene que mantener inalterable tanto como los componentes que integran el salario». Según, Llopart los trabajadores de bingos deben estar atentos a que Codere «habla de que mantiene la obra social, pero no el convenio colectivo, los empleados deben estar al tanto de esa situación».

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: