Del picadito en el barrio a la conquista de la Copa América: cuatro campeones de la Selección que surgieron en la Zona Oeste

Hoy son estrellas, pero antes fueron vecinos de González Catán, San Justo, Haedo y Santos Lugares. Del oeste a la conquista del Maracaná.

por
por

Si querés recibir las noticias del oeste en tu celular o enviar tu comentario, entrá a nuestro Whatsapp. También a InstagramTwitter y Facebook.

Lo que separaba a los jugadores de la Selección Argentina de la gloria en la Copa América eran los 90 minutos de juego frente a Brasil en el Maracaná. Ese intervalo de tiempo ocurrió el sábado a la noche y tuvo su punto más alto cuando Ángel Di María metió el gol del triunfo y Lionel Messi se arrodillo a llorar al escuchar el pitido final. Pero en realidad la verdad es otra: lo que separa a un futbolista del triunfo son muchas cosas, como dejar de jugar con los pibes del barrio, viajar en tren para probarse en un club o vivir en una pensión.

Y No Ficción encontró a los cuatro campeones de la Selección Argentina que comenzaron este viaje a la gloria hace más de 20 años en la Zona Oeste, ese punto neurálgico del conurbano que los une y desde donde viajaban a probarse en clubes en busca de sus sueños. Hoy son estrellas, pero antes fueron vecinos de un barrio, de una localidad, habitantes de un municipio. Se trata de Gonzalo Montiel, Leandro Paredes, Guido Rodríguez y Nicolás Domínguez, protagonistas de la inolvidable noche del sábado.

Gonzalo Montiel, de González Catán a la gloria de Madrid y el Maracaná

Tenía 11 años cuando en la ruta esperaba el colectivo, que no siempre paraba porque en los Kilómetros siempre pasa lleno. “Viajaba todos los días desde González Catán, hasta Villa Martelli, donde se entrenaban las inferiores de River. Al principio me acompañó mi vieja, pero como trabajaba y debía pedir horas, me las arreglé para venir solo”, le contó Montiel de 24 años a La Nación.

Se tomaba el 620, una traffic hasta Liniers y de ahí el colectivo 28. Dos horas y media de ida y lo mismo de vuelta. “Lo hice casi dos años, hasta que me cansé. Les dije a mis familiares que no aguantaba más y pedí vivir en la pensión de River”, contó el defensor rememorando aquellos comienzos con una mezcla de tristeza por separarse de su mamá siendo un adolescente.

A pesar de ser tímido, fue capitán en las inferiores del club, en las que lo apodaron “Cachete”, y debutó en River el 30 de abril de 2016 con 19 años, donde inició una carrera de la mano de Marcelo Gallardo que lo llevó a la gloria. Fue el 4 titular de La Banda que le ganó la final de la Copa Libertadores a Boca en Madrid, y el sábado se convirtió en el 4 que salió campeón con la Argentina de Messi luego de 28 años. Un pibe matancero con un futuro enorme.

Leandro Paredes, de San Justo a copar la mitad de cancha en el Maracaná

El 5 de la Selección Argentina y el PSG de Francia nació el 29 de junio de 1994 en San Justo. Paredes crio en el barrio 20 de junio de Isidro Casanova y dio sus primeros pasos en el baby de la sociedad de fomento “La Justina”, en Villa Constructora, según informó El1.

A los seis años de edad, el mediocampista se desempeñó en el club Brisas del Sur de Mataderos y luego en el Club Cristo Rey – José María Bosch de Santos Lugares, donde compartió el equipo de Futbol 5 con Guido Rodríguez, aunque allí era este último quien ocupaba el medio campo.

Paredes se hizo hincha de Boca gracias a la incursión de su tío Luis en el fútbol, que jugó en las inferiores de Argentinos con Juan Román Riquelme. Así, logró llevar al niño a conocer la Bombonera en 2004 y desde entonces comenzaron a buscar la manera de llegar al club, algo que ocurrió casi sin querer. Fue en 2005 cuando con Parque, donde el 5 desplegaba su magia, se enfrentaron al club de la Rivera. Allí lo vieron y se lo llevaron.

Paredes pasó a las infantiles de Boca Juniors en 2006 y debutó en Primera en 2010 cuando solo tenía 16 años, bajo la conducción de Claudio Borghi. Dicen que el entrenador lo convocó con la condición de que termine el secundario, algo que Leandro cumplió. Como pasa actualmente con los jóvenes cracks, el mediocampista se fue la Roma de Italia a mediados de 2013 y se los disfrutó poco en el futbol argentino. Pero esta Copa América nos devolvió mucho de lo que no pudimos ver de él, con la coronación del sábado donde Paredes la rompió en un mediocampo que lo enfrentó a Neymar, Casemiro y Fred.

Guido Rodríguez, el Busquets que nació en Tres de Febrero

Soccer Football – Copa America 2021 – Final – Brazil v Argentina – Estadio Maracana, Rio de Janeiro, Brazil – July 10, 2021 Brazil’s Lucas Paqueta in action with Argentina’s Guido Rodriguez REUTERS/Amanda Perobelli

Nacido el 12 de abril de 1994 en Sáenz Peña, en el partido de Tres de Febrero, el mediocampista empezó dio sus primeros pasos en el del Club Cristo Rey – José María Bosch de Santos Lugares, donde llegó a compartir equipo con un adolescente Leandro Paredes que en ese entonces se desempeñaba como 9.

Luego empezó su carrera deportiva en las inferiores de River Plate donde hizo su debut profesional el 9 de octubre del 2014 en un partido ante Rosario Central por Copa Argentina. Ese día, el partido terminó 0-0 y “El Millonario” quedó eliminado en la tanda de penales. Luego llegaría su presentación en el torneo de Primera División y su primer gol, en una goleada 5-1 ante Atlético Rafaela.

Rodríguez en esa etapa comenzó a saber lo que es ser campeón: ganó la Copa Sudamericana, Recopa Sudamericana, Copa Libertadores y Copa Suruga Bank, aunque no tenía muchos minutos en campo. Por eso decidió buscar minutos en el Defensa y Justicia de Ariel Holan, quien al contratarlo confesó:  “Yo lo pongo a la altura de Xabi Alonso, Busquets y Toni Kroos”.

Dejar a Gallardo fue difícil, pero salió bien. Lo contrató el Xolos de Tijuana y de allí emigró al Betis de España, donde se destaca hoy. El sábado fue suplente pero ingresó en los últimos 20 minutos del partido, donde la Argentina necesitaba seguridad y orden ante un Brasil que se venía por el empate. Y Guido estuvo a la altura.

Nicolás Domínguez, de Haedo a la conquista de América

Uno de los jugadores más jóvenes del plantel campeón, Nico Domínguez nació el 28 de junio de 1998 en Haedo, localidad del partido de Morón. Sin embargo, sus primeros pasos en el fútbol los dio en el club Fragio de Ituzaingó, donde se formó para luego ir a probarse a un club de Primera.

Llegó a Vélez a los siete años y recorrió todas las categorías infantiles y divisiones juveniles del club con gran participación, siendo el capitán de su equipo en la mayoría de los conjuntos que integró.

En la fecha 27 del torneo de Primera División 2017 convirtió su primer gol a Tigre poniendo el 1-0 parcial (partido que terminaría 3-0 a favor de Vélez). Y el 24 de agosto de 2019 marcó su primer doblete en la goleada al Club Atlético Newell’s Old Boys por 3 a 1.

En agosto de 2019 el Bologna F. C. 1909 compró el 75% de su ficha por 9,6 millones de euros, y desde entonces comenzó su carrera en Europa pero también en la Selección Argentina de Lionel Scaloni. El sábado fue uno de los cuatro jugadores que se quedó afuera del banco de suplentes frente a Brasil, pero eso no lo dejó afuera de ser campeón.

Con 23 años, el nacido en Haedo, jugó 28 minutos en la Copa América y acertó los 31 pases que intentó, es decir, no erró ningún pase. Scaloni le dio la oportunidad ante Paraguay y Bolivia y el mediocampista no decepcionó. Gran futuro para el vecino de Haedo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: