Caso Noelia Olivera: familiares reclaman en los Tribunales de Morón condena por femicidio

Su Pareja, Gastón Manes, dijo que encontró a la joven colgada de un cinturón pero se convirtió en el principal sospechoso. Marchan para exigir justicia.

por
por
La familia de Noelia no tiene dudas del maltrato de su expareja

Noelia Olivera apareció muerta el 28 de agosto de 2014 en su casa de Castelar sur. Su pareja, Gastón Manes, aseguró haberse topado con el cuerpo colgando de un cinturón de la puerta del cuarto de sus hijos de cinco y once años, cuando volvió de jugar al fútbol. La familia de la víctima nunca creyó en esa versión. El Tribunal Oral Nº 2 de Morón lleva adelante el juicio desde la semana pasada y se prevé que dicte sentencia en los próximos días. Este martes 28 de marzo, amigos y familiares de Noelia se movilizarán a las puertas de los tribunales de Morón para exigir una condena por femicidio.

“Hay una serie de indicios que nos hacen creer que Manes asesinó a mi hermana”, explicó a NoFiccion Julieta Olivera, hermana de Noelia. “Tenía golpes en el pómulo izquierdo, las costillas rotas, escaras en la parte del cuello y pera”, agregó.

La familia de la mujer tampoco tiene dudas del maltrato físico y psicológico que Noelia soportó durante la breve relación que mantuvo con Manes. La pareja había comenzado a salir en febrero de 2014 y unos dos meses más tarde la joven presentó a su novio en sociedad. Inmediatamente después, el entorno de Noelia notó que ella había cambiado: “Era muy celoso. Él tenía la contraseña del Facebook de ella, pero se ve que eso no era suficiente y ella lo terminó cerrando. Para hablar con mi hermana, teníamos que llamarlo a él porque en una discusión le había roto el celular”, recordó Julieta.

“Tenía golpes en el pómulo izquierdo, las costillas rotas, escaras en la parte del cuello y pera”

A principios de agosto, las hermanas de Noelia la vieron desmejorada y con algunos golpes. Le dijeron que debía dejar a Manes pero ella le restó valor a los moretones y respondió que le habían ocurrido “jugando a las manos”.

Casualidad o no tanto, el día anterior a su muerte, Noelia se encontró con otra de sus hermanas, Mariel, a quien le dijo que quería restablecer los vínculos con sus allegados. Decidida a volver a ser ella, Noelia reabrió su Facebook. “Ese 27 de agosto posteó algunas fotos y uno de sus últimos movimientos fue poner que mantenía una relación con Manes. Incluso, muchos la felicitaron”, contó Julieta.

El caso fue investigado por la UFI Nº 7 de Morón, que durante las primeras semanas trató la causa como un suicidio. Ante la insistencia de la familia y de nuevas pericias, Manes fue detenido y permaneció alojado en diferentes comisarías durante unos 20 días, hasta que luego recuperó su libertad pero continuó imputado por el femicidio.

Los familiares de la víctima se movilizarán mañana temprano a la esquina de Colón y Almirante Brown, las puertas de los Tribunales de Morón, para reclamar justicia ante el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 2 de Morón, a cargo de los jueces Osvaldo Fabián Cedarri, Humberto González y Aníbal Víctor Termite, donde se desarrolla el juicio.

Los informes médicos no son del todo precisos si la chica se mató o la asesinaron

Los informes médicos ventilados en el proceso judicial no son del todo precisos si la chica se mató o la asesinaron. Los amigos y familiares de la mujer indicaron que la escena no se preservó y que se pudieron haber perdido pruebas. Los peritos psicólogos que se entrevistaron tres veces con el sospechoso declararon en el debate que Manes “es hostil, violento, dependiente de otra personas y que necesita controlar las situaciones”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

En esta nota se habla de: